Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

A los obreros afiliados a la UGT, a los trabajadores en general

Comité Ejecutivo de la Izquierda Comunista Española

 

Comunismo, nº17, octubre de 1932

 

Camaradas

La UGT va a celebrar su XVII Congreso Nacional sin que en el orden del día figure ninguno de los problemas que interesan directamente al proletariado español. El paro forzoso, que sume en la miseria a millares y millares de trabajadores; la explotación brutal e inhumana de que es víctima principal la juventud obrera; la represión gubernamental contra el movimiento obrero clasista; las leyes reaccionarias y antiobreras de la República, entre las que figuran la de Defensa de la República y otras no menos reaccionarias; las matanzas de trabajadores por la Guardia Civil, y otros muchos problemas de capital importancia para la clase obrera, serán vistos superficialmente o no vistos por el congreso de la UGT.

Es que la UGT ha dejado de practicar la lucha de clases para integrarse y fundirse con el estado capitalista, que por lógica elemental ha de defender los intereses de clase de nuestros enemigos.
La UGT, fundida con el partido socialista, va a remolque de la burguesía, de quien es su sostén principal, para, por medio de la mentira y el engaño de la democracia burguesa, traicionar a la clase obrera. Es ésa la labor de los dirigentes de la UGT y del partido socialista, de esos señores que tanto nos hablan de democracia y sus lindezas. Hija de la democracia burguesa es la República que hoy padecemos. El partido socialista, llevando a remolque a la UGT, es el principal sostén e inspirador de la represión republicana y antiobrera; el partido socialista, que tanto prometió a la clase obrera antes de tomar las tres carteras ministeriales, ha olvidado hasta la más elemental de sus promesas “democráticas”, como lo es la disolución de esa Guardia Civil que ellos consideran hoy, y lo es, el sostén principal de esta República burguesa reaccionaria. Por contra, ha dado una ley de Defensa de la República y una ley de Asociaciones, entre otras, verdaderamente reaccionarias y antiobreras.

Obreros de la UGT:

No permitáis que vuestra organización sindical vaya por más tiempo a remolque del partido socialista, que en las huelgas que declaráis se coloca al lado del capitalismo y envía Guardia Civil para ametrallaros, como en Arnedo y otros sitios[1], en los que afiliados a la UGT fueron víctimas de la brutalidad armada al servicio del capitalismo. Exigid que la UGT vuelva a ser una organización que practique la lucha de clases y rompa la sumisión con el partido socialista, dejando que éste continúe fundido, si así lo quiere, con nuestros enemigos de clase.

Jóvenes obreros de la UGT:

Vosotros sois las principales víctimas de la ley de Asociaciones. Largo Caballero sabe que vosotros, muchos de vosotros, sois rebeldes y que os podéis levantar dentro de la misma UGT contra la dominación de los jefes. Por eso decreta y establece la ley que os ata e impide defenderos. En el trabajo seréis más explotados que nadie y vuestras organizaciones, que nunca se han preocupado de vosotros, porque los jefes no lo han querido, os impiden defenderos después de la aplicación de la ley. Largo Caballero aplasta al movimiento obrero revolucionario con la ley, primero, os inutiliza a vosotros después, porque sabe que vosotros constituís la falange rebelde de la UGT.

¡Rebelaros, camaradas, porque con ello defendéis vuestros intereses de clase y os defendéis de la opresión y la dictadura en el trabajo y en vuestras organizaciones! ¡Rebelaros antes que el peso de la ley os aplaste e impida vuestros movimientos y vuestra defensa!

A vuestro lado estamos nosotros, comunistas de izquierda, y lo estarán todos los trabajadores revolucionarios honrados. No queremos la destrucción de la organización, como pretenden deciros vuestros jefes, sino que lo que pretendemos es que ella cumpla con el deber para el que fue creada.

Trabajadores todos:

Fijad vuestras miradas en el congreso de la UGT y unid vuestros esfuerzos para impedir la maniobra que los Largos Caballeros preparan. Se trata de llevar a la UGT a un terreno que no debe ir y en el que ya casi está. Se pretende hacer de ella no un organismo de colaboración, sino una organización de lucha antiobrera; y esto en nombre de intereses que no son los nuestros, que son los de nuestros enemigos de clase. Poco importa que los dirigentes de la UGT se hundan en el fango de sus traiciones; lo que interesa son los trabajadores que engañados siguen a los jefes traidores y el papel que pueden jugar. ¡Ayudémosles a salvarse! ¡Llamémosles al terreno de la lucha de clases y unámonos con ellos en su lucha contra los dirigentes traidores! No se trata de sacarles de la UGT, sino de enseñarles a que desde dentro de ella, con nuestra ayuda fraternal, logren vencer a los malos dirigentes, a los traidores, haciendo de la UGT un organismo de lucha de clases.

POR LA RUPTURA ENTRE EL PARTIDO SOCIALISTA Y LA UGT; POR EL RETORNO DE LA UGT AL TERRENO DE LA LUCHA DE CLASES; POR LA LUCHA EN LA UGT Y EN TODAS LAS ORGANIZACIONES OBRERAS EN PRO DE LA UNIDAD SINDICAL DEL PROLETARIADO; CONTRA LAS LEYES REACCIONARIAS Y ANTIOBRERAS DICTADAS POR LOS JEFES SOCIALISTAS Y UGETISTAS; POR EL FRENTE UNICO DEL PROLETARIADO CONTRA LA LEY DE ASOCIACIONES Y TODAS LAS LEYES ANTIOBRERAS Y REACCIONARIAS. ¡VIVA LA LIBERTAD SINDICAL REVOLUCIONARIA!

Por la Izquierda Comunista Española.- EL COMITÉ EJECUTIVO



[1] En la ciudad riojana de Arnedo, el 5 de enero de 1932 la Guardia Civil disparó sobre una muchedumbre que acompañaba a un grupo de huelguistas y mató a seis personas entre ellas a cuatro mujeres y un niño.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?