Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Censura a un capitulador[1]

 

 

Octubre de 1929

 

 

 

Reproducimos extractos de una carta abierta del camarada F.N. Dingelstedt sobre algunas capitulaciones. El camarada Dingelstedt es un antiguo mili­tante del Partido Bolchevique (estaba en el partido de Petrogrado en la época de la Revolución de Febrero). Desde 1923 es uno de los dirigentes de la Oposición de Leningrado. Siguiendo las instrucciones del soviet asumió el cargo de director del Instituto Forestal. A fines de 1927, arrestaron al camarada Dingelstedt y, después de seis meses de cárcel, lo enviaron a Siberia, al pueblo de Kansk. Presumiblemente envió desde allí la carta que aquí reproducimos.

La carta está dirigida a Karin, quien evidentemente representa a esos capituladores que sólo merecen el nombre de jugadores a dos puntas y arribistas.

En 1928, Karin vivió en París, donde trabajó en la delegación comercial y actuó en la Oposición. El 27 de mayo de ese año todavía escribía a Constantinopla:

"Ayer recibí el Biulleten N° 1 […] Estoy dispuesto a realizar cualquier tarea que sea necesaria." En la misma carta pedía contactos, direcciones para mante­ner correspondencia, etcétera. Poco antes, había suge­rido volver a Rusia para restablecer las conexiones o, como él mismo lo expresaba, "para encarar el inter­cambio de materiales con Rusia, que nos es tan indis­pensable". En ninguna de sus catas aparecía el más leve indicio de duda o vacilación ideológica. Por el contrario, su actitud era por demás "intransigente". Esto no le impidió entregar a las autoridades -casi al mismo tiempo que escribía la carta mencionada- todo el material y la correspondencia de que disponía, incluido el original del primer número de nuestro Biulleten. Ahora es totalmente evidente que sus últimas cartas tenían este objetivo provocador: conse­guir material de la Oposición, entregarlo a quienes se lo pedían y hacerse así de un pequeño capital político.

Aquí no se trata de una persona ideológicamente confundida, ignorante o retrasada. ¡No! Se trata de un miserable vividor que cambia de posición en veinti­cuatro horas con fines que no tienen nada que ver con la ideología.



[1] Censura a un capitulador. Biulleten Opozitsi N° 6, octubre de 1929. Fir­mado "Consejo de Redacción". Traducido [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Jim Burnett.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?