Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Comisariado popular para la enseñanza

Tesis del Sector de Arte del Comisariado Popular para la Enseñanza y del Comité Central de la Federación Pan-rusa de Sindicatos de Artistas sobre las bases de la política en el Sector del arte (1921)

Tomado de la versión publicada en Escritos de arte de vanguardia 1900/1945, de Angel González García, Francisco Calvo Serraller y Simón Marchán Fiz, Ediciones Istmo, 1999.

 

El Sector de Arte del Comisariado Popular para la Enseñanza y del Comité Central de la Federación Pan-rusa de Sindicatos de Artistas reconocen que todavía no ha llegado la hora de fijar unas bases seguras e incontestables de la estética proletaria; no obstante, consideran necesario presentar suficientemente claro las posiciones básicas que les guían en su actividad.

1. Reconocemos el pleno derecho del proletariado a examinar cuidadosamente todos los elementos del arte mundial que hemos heredado; y afirmamos la verdad de que el nuevo arte proletario y socialista sólo puede edificarse sobre el fundamento de todos los logros del pasado; así, consideramos tarea ineludible del poder soviético, la conservación y utilización de todos los verdaderos valores que hemos recibido de la antigua cultura. En este proceso, la herencia del pasado ha de depurarse sin indulgencia de todas las mezclas con la decadencia y la descomposición burguesas: de elementos de pornografía callejera, de toda la trivialidad mezquina, del aburrimiento intelectual, de los prejuicios religiosos, de las concepciones reaccionarias. Si se encuentran tales mezclas en la herencia cultural del pasado, hay que suprimirlas. En los casos en que tales elementos negativos están mezclados inseparablemente con auténticos logros artísticos, han de tomarse medidas para valorar críticamente para el nuevo público de masas proletarias la alimentación intelectual presentada. De ningún modo el proletariado debe apropiarse como un alumno de la herencia de la antigua cultura, sino como un soberano, consciente, rigurosa y críticamente.

2. Al lado de esto, el trabajo en las organizaciones culturales de los soviets y de los sindicatos ha de orientarse hacia la creación de formas e instituciones artísticas puramente proletarias. Para eso hay que dar la mayor ayuda posible a los estudios de obreros y campesinos, ya existentes o en proceso de constitución, que están buscando nuevos caminos en las artes plásticas, en la música, en el teatro y en la literatura.

3. Asimismo han de utilizarse todos los sectores del arte para elevar a un nivel mayor el trabajo agitador-propagandístico político y revolucionario y para ilustrarle destacadamente, tanto en forma de campañas con motivo de determinadas semanas o días conmemorativos como también de forma continuada.

El arte es un instrumento eficaz para transmitir a los hombres ideas, emociones y estados de ánimo. La agitación y la propaganda logran una especial eficacia cuando se las reviste de formas artísticas atractivas y enérgicas.

Pero este arte de orientación política, este servicio artístico a los esfuerzos ideales de la revolución, sólo puede cumplir realmente su objetivo, si el artista mismo pone sinceramente sus fuerzas al servicio de esta causa, si está realmente inspirado por una conciencia revolucionaria y si siente de modo revolucionario. Por eso la propaganda comunista entre los artistas es también una tarea urgente, tanto del Sector de Arte como del Sindicato de los Artistas.

4. El arte se subdivide en varias orientaciones. El proletariado solamente elabora su propio criterio artístico, y por eso, ni el poder estatal ni la asociación de sindicatos deben reconocer ninguna orientación como algo estatal oficial: por el contrario, han de ser el máximo apoyo a todas las iniciativas en el campo del arte.

5. Hay que proletarizar los institutos de enseñanza de arte. Uno de los medios para ello es la apertura de facultades para obreros en todas las escuelas de Bellas Artes, de música y de teatro.

A la vez ha de prestarse gran atención al desarrollo del gusto estético y de la creatividad artística de las masas populares, introduciendo el arte en la vida cotidiana del pueblo y también en la vida de la producción, es decir, desarrollando la artesanía artística; asimismo ha de prestarse gran atención al amplio desenvolvimiento del canto de coros y de los juegos populares.

Partiendo de estos conocimientos básicos, el Sector de Arte del Comisariado Popular para la Enseñanza y el Comité Central de la Federación Pan-rusa de Sindicatos de Artistas, bajo el control general del Departamento Superior para la Educación Política y, por medio de él bajo el control del Partido Comunista, va a dirigir el trabajo de educación artística y la producción artística en nuestro país, en la más estrecha y amistosa colaboración con el proletariado organizado en sindicatos y con el Consejo Sindical Pan-ruso. 

El Presidente del Sector de Arte del Comisariado Popular para la Enseñanza A. Lunatscharki

El Presidente del Comité Central de la Federación Pan-rusa de Sindicatos de Artistas, J. Slawinski.

(Isskustwo, Withsk, núm. 1, 1921, pág. 20.)

 



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?