Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Declaración de prensa en Marsella[1]

 

 

21 de noviembre de 1932

 

 

 

No hay nada misterioso en mi viaje y, por lo menos en mi opinión, no presenta el más mínimo interés para el público.

Esta es la única razón por la que me negué a hacer declaraciones para la prensa griega o la italiana. Pero como esta actitud dio lugar a lamentables interpreta­ciones, creo necesario declarar ahora lo siguiente:

Hace cuatro años que vivo en Turquía. Allí leí, escribí y en mis horas libres me dediqué a cazar y a pescar. Me ocupé fundamentalmente de la Historia de la Revolución Rusa. El trabajo ya está terminado y sus últimas páginas en imprenta.

Los estudiantes de Copenhague, por iniciativa propia, me invitaron a darles una charla sobre el tema "¿Qué es la Revolución de Octubre?" En la charla, que daré en alemán porque no conozco la lengua danesa, trataré de recapitular los resultados de mis investigaciones históricas.

Mi conferencia persigue objetivos científicos, no propagandísticos; por supuesto, esto no significa que voy a ocultar mi posición, que sigue siendo la misma que en la época de la Insurrección de Octubre de 1917.

Me acompañan mi esposa, N.I. Sedova, que hace treinta años comparte todas las vicisitudes de mi vida, y tres jóvenes amigos que voluntariamente fueron desde tres países distintos a la isla de Prinkipo para ayudarme en mi trabajo científico y político: Jan Fran­kel (checoslovaco), Otto Schuessler (alemán) y Pierre Frank (francés).[2]

Después de nuestra breve visita a Dinamarca volve­remos a Prinkipo, donde conservamos nuestra casa con la pequeña biblioteca restaurada después del incendio de 1931.

Eso es todo.



[1] Declaración de prensa en Marsella. New York Times, 23 de noviembre de 1932. Con autorización de la Biblioteca de la Universidad de Harvard se comparó la traducción del Times, que no está completa, con el original en francés y se la corrigió levemente. Las autoridades francesas interceptaron a Trotsky y a su grupo, que iban en el transatlántico Praga, poco antes de que llegaran a Marsella, y lo hicieron atravesar Francia en automóvil y en tren hasta Dunquerque, donde debían tomar otro buque que los llevaría a Dinamarca. En aquel tiempo, la prensa francesa hervía de rumores, especulaciones y denuncias. Las autoridades francesas le sugirieron a Trotsky que preparara una declaración de prensa, ya que los periodistas estaban furiosos con el gobierno por impedirles entrevistarlo.

[2] Jan Frankel: oposicionista checo desde 1927; en 1930 pasó a formar parte del secretariado y la custodia personal de Trotsky. Fue el único testigo, además de Trotsky, en las audiencias de abril de 1937 sobre los Juicios de Moscú realizadas por la Comisión Dewey (ver The Case of Leon Trotsky). A Otto Schuessler, de Leipzig, también se lo conocía como Oscar Fischer. Después de la Segunda Guerra Mundial rompió con la Cuarta Internacional porque sostenía que la Unión Soviética se había vuelto fascista. Pierre Frank (n. 1906): miembro de la Liga Comunista de Francia; luego integró el Secre­tariado Internacional y el Secretariado Unificado de la Cuarta Internacional. Fue secretario de Trotsky desde 1932 hasta 1933. Su breve historia de la Cuarta Internacional, La Quatrième Internationale (Maspero, 1969), fue publicada en inglés en Intercontinental Press, 13 de marzo-5 de junio de 1932.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?