Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La crisis bancaria en Estados Unidos

LA CRISIS BANCARIA EN ESTADOS UNIDOS[1]

17 de marzo de 1933

Estambul, Turquía, 17 de marzo (AP).-León Trotsky, dirigente revolucionario ruso en el exilio, cree que los recientes acontecimientos financieros en Estados Unidos provocarán en última instancia la centralización del sistema bancario y que Estados Unidos no tardará en salir de la crisis, más amo que nunca del capital mundial.
“Cuando la crisis mundial debilitó al organismo económico norteamericano, se reveló con toda claridad el carácter anticuado del sistema bancario”, dijo el señor Trotsky en una entrevista realizada en francés, en la isla de Prinkipo, el lugar de su exilio. “Indudablemente, el resultado será una grandiosa centralización del sistema bancario, que, en última instancia, no hará sino fortalecer la hegemonía financiera de Estados Unidos.”
El exiliado ruso dijo que desde 1917 había afirmado con frecuencia que el capital mundial se desarrollaría “bajo la creciente hegemonía de Estados Unidos, sobre todo bajo la hegemonía del dólar sobre la esterlina británica.”
“El crecimiento excesivo y precipitado de Norteamérica dio a la estructura económica del país un carácter híbrido: mezcla de remanentes del estado atrasado con las mayores conquistas del esfuerzo humano. El sistema bancario, más que ningún otro, revela contradicciones”, afirmó.
“El capital norteamericano se convirtió en un factor mundial; no obstante, sigue basándose en un sistema disperso de bancos provinciales que recuerdan la época de ‘La cabaña del tío Tom’.”
“Francia -afirmó- con el franco reducido a la quinta parte de su valor, conocerá más que nunca la dificultad de mantener su sistema provincial aislado del torrente de la economía mundial. No quiero dar a entender que Estados Unidos tiene garantizado un desarrollo tranquilo y parejo después de superar la crisis actual del dólar, la segunda crisis bancaria, ni siquiera después de la crisis industrial de conjunto. No. Si es difícil depender de 20.000 bancos pequeños e inestables, no lo es menos depender de varios miles de organizaciones políticas y económicas de Europa, Sudamérica y Asia.”
“El crecimiento inminente de la hegemonía norteamericana no significará más que la penetración de todas las contradicciones y malestares de nuestro planeta en los cimientos del capital norteamericano”.
“Basta citar dos hechos: primero, el ataque de los bandidos japoneses sobre China, los cuales inauguran una serie de guerras en el Lejano Oriente; segundo, la llegada de Hitler al poder que amenaza iniciar un año de guerras civiles y choques internacionales.”
“Pero esta perspectiva supera los marcos de su pregunta.”


[1] Despacho de Associated Press publicado en The New York Times, 18 de marzo de 1933. Franklin D. Roosevelt subió a la presidencia el 4 de marzo de 1933, en medio de una gran crisis bancaria, caracterizada por el cierre de los bancos y un breve “feriado bancario” general. Mediante una serie de decretos de emergencia y con el apoyo del Congreso, Roosevelt impuso el poder ejecutivo sobre todas las operaciones bancarias y devolvió esta facultad a los gobiernos estatales hacia fines de ese año, después de enmendar las leyes referidas a los bancos. Tomado de la versión publicada en Escritos, Tomo IV, Vol. 2, Ed. Pluma, 1979, Bogotá, pág. 215.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?