Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La historia de la Oposición en relación con el Kuomintang[1]

 

 

10 de diciembre de 1930

 

 

 

Ustedes tienen razón cuando afirman que en la primera mitad de 1927 la Oposición todavía no había exigido abiertamente la ruptura con el Kuomintang. Sin embargo, creo haber comentado ya públicamente este hecho en alguna parte. Personalmente, desde el principio, es decir, desde 1923 me opuse resuelta­mente a que el Partido Comunista ingresara al Kuomin­tang, y asimismo a que se permitiera el ingreso del Kuomintang a la "Kuomintern". Radek siempre tomó partido por Zinoviev en mi contra[2]. Los militantes más jóvenes de la Oposición de 1923 me apoyaron casi como por unanimidad. Rakovski estaba en París y carecía de información suficiente. Hasta 1926 siempre voté contra todos los demás miembros del Buró Político en esta cuestión. En 1925 presenté las tesis sobre el Ferrocarril Oriental de China[3], de las que ya hablé en la prensa de la Oposición y, al mismo tiempo, pro­puse formalmente que el Partido Comunista saliera inmediatamente del Kuomintang. La votación en contra fue unánime y este asunto dio lugar posteriormente a muchas provocaciones. Durante 1926 y 1927 choqué constantemente con los zinovievistas en torno a este problema. En dos o tres ocasiones llegamos al borde de la ruptura. Un número aproximadamente igual de miembros de cada una de las dos tendencias aliadas integraba nuestro centro, porque, después de todo, sólo éramos un bloque. Cuando se llevó el asunto a votación, la posición de la Oposición de 1923, fue traicionada por Radek que abandonó sus principios, y por Piatakov, que nunca los tuvo. Nuestra fracción estaba indignada y exigió la separación de Radek y Piatakov del centro. Pero, dado que ello provocaría la ruptura con los zinovievistas, se resolvió que yo cediera públicamente e hiciera conocer mi posición por escrito al resto de la Oposición. Y así fue cómo hicimos nuestro planteamiento tan tarde, a pesar de que en el Buró Político y en el plenario del Comité Central mi posición siempre era distinta de la posición oficial de la Oposición. Ahora puedo decir con certeza que cometí un error al ceder formalmente en esta cues­tión. En todo caso, el error resultó evidente con la evolución posterior de los zinovievistas. En esa época, la abrumadora mayoría de la fracción consideraba que una ruptura con ellos resultaría fatal. Por eso, el manifiesto (sobre China de la Oposición de Izquierda Internacional) no falsea los hechos al afirmar que la Oposición rusa, la auténtica, se opuso al ingreso del Partido Comunista al Kuomintang. De los miles de presos, exiliados, etcétera, muy pocos apoyaron a Radek en esta cuestión. Ya aclaré en muchas cartas que la gran mayoría de los capituladores no tuvieron una posición segura y firme respecto de las cuestiones china y anglo-rusa.



[1] La historia de la Oposición en relación con el Kuomintang. De una introducción escrita en 1931 por Max Shachtman a Problemas de la revolución china. Se trata de una parte de una carta en la que se contesta presuntas plan­teadas por Shachtman mientras preparaba para su publicación el libro de Trotsky sobre china; fue traducida (al inglés) por Shachtman. Resultará más fácil entender la respuesta de Trotsky si recordamos que a la Oposición de Izquierda, organizada en 1923, se le llamaba también Oposición de 1923 y Opo­sición de Moscú: a la Oposición organizada por Zinoviev y Kamenev se la llamaba también Oposición de Leningrado y Oposición de 1925; el bloque de estos dos grupos, llamado Oposición conjunta (o Unificada), comenzó en 1926 y terminó en diciembre de 1927, cuando el grupo de Zinoviev y Kamenev clau­dicó ante Stalin.

[2] Grigori Zinoviev (1883-1936): viejo bolchevique y figura destacada en la Comintern de los tiempos de Lenin, de la que fue el primer presidente. Junto con Kamenev ayudó a lanzar la campaña contra el "trotskismo", pero más adelante formó un bloque con la Oposición de Izquierda. Después de su pri­mera claudicación (1927) fue expulsado otra vez en 1933. Condenado a diez años de cárcel en 1935, luego fue falsamente acusado en el primer Juicio de Moscú y ejecutado.

[3] El Ferrocarril Oriental de China: tramo de la ruta original del Ferroca­rril Transiberiano que cruzaba Manchuria hasta Vladivostok. Las tesis sobre el Ferrocarril a las que se refiere Trotsky datan del 25 de marzo de 1926 (no 1925) y fueron votadas por un comité especial que él presidía y del cual también formaban parte Voroshilov, Dzershinski y Chicherin. De allí sacó numerosas citas para el artículo El conflicto sino-soviético y las tareas de la Oposición del 4 de agosto de 1929, cuando el gobierno de Chiang Kai-shek intentaba desplazar al gobierno soviético de la participación en el Ferrocarril que controlaban conjuntamente (véase Escritos 1929). En esa oportunidad Trotsky criticó muy severamente a los Oposicionistas que afirmaban que, ya que el Ferrocarril era una empresa zarista, imperialista, el estado obrero soviético debía entregarlo al gobierno capitalista chino. En 1932 el Ferrocarril fue el motivo del conflicto entre el gobierno soviético y los japoneses, que se habían apoderado del resto de Manchuria. Stalin se aferró a él hasta 1935, año en que lo vendió al gobierno títere de Manchuria que respondía a los japone­ses, en un esfuerzo por evitar un ataque a la URSS. El ferrocarril volvió a ser controlado por el estado soviético después de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que el PC chino tomó el poder en China continental en 1949, Stalin no se lo cedió al gobierno de Mao Tse-tung hasta 1952.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?