Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Ante los Procesos de Moscú

Llamado a los hombres

 

Traducido de Cahiers Léon Trotsky Nº 3 por Rossana Cortez.

 

 


Del 19 al 24 de agosto se ha desarrollado en Moscú, con un ritmo precipitado, un proceso político que deja detrás de él, con los cadáveres de los dieciséis condenados, un profundo estupor. Los principales acusados habían sido colaboradores y compañeros de Lenin. En prisión desde hace dieciocho meses, luego de un primer proceso ya extraño, estos hombres, conocidos en el mundo entero como artesanos esenciales de la revolución de octubre y fundadores de la III Internacional, repentinamente aparecen como contrarrevolucionarios e incluso como bandidos comunes. Confusamente, con sospechosas comparsas, los abatieron “como a perros rabiosos”, según la expresión del Ministerio público.
Ante una causa tan singular, la opinión mundial esperaba que se revelaran documentos precisos, actos reales, por parte de los inculpados. En vano. Esta se vio frente un verdadero torrente de confesiones, confesiones enormes, sórdidas, monótonas: los más notorios sobrevivientes del bolchevismo de Octubre se deshonraron frenéticamente; un Trotsky pasa y vuelve a pasar, vestido como agente de la Gestapo hitleriana ¿Cómo se obtuvieron estas confesiones más pasmosas aún que la oleada de la acusación? Esta escena, en todo caso siniestra ¿disimula o no esta vasta maquinación? Lo ignoramos.
Pero, ante la realidad que recubre el Proceso de Moscú, todos estos, obreros o intelectuales, para quienes la revolución de Octubre ha significado una etapa decisiva hacia la justicia social y ya, en la noche de la guerra de las naciones, un magnífico renacer humano, todos se han sentido conmovidos. Todos quieren, nosotros queremos SABER.
Queremos saber primero –y esto es suficiente- por simple preocupación de la dignidad humana.
Queremos saber por una profunda solidaridad con el pueblo de la URSS. Con voz muy alta, los enemigos de la libertad y de la justicia, nuestros La Rocque y nuestros Doriot denuncian como el centro de perdición: ¡MOSCU, MOSCU! Contra su estupidez perniciosa, sólo poseemos un arma eficaz en una época tormentosa como la nuestra: la verdad. Esta verdad nos hace falta, y toda la verdad, sea cual sea.
Los trabajadores franceses, después de varios meses, han vuelto a tomar conciencia de sí mismos; se vuelven a abrir a la esperanza. Pero también sienten que “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”, o no será. Para que puedan cumplir su tarea de paz y de justicia, ante todo es necesario que vean con claridad, que luchen con plena claridad. De golpe, los Procesos de Moscú cubren su camino con una sombra inmensa. Esta sombra debe ser disipada; debe disiparse rápidamente.
Así como ya lo han solicitado diversos agrupamientos obreros, nosotros solicitamos que se llame a una Comisión de Investigación Internacional absolutamente libre que disponga de todos los documentos, que pueda hacer comparecer a todos los testigos, para que examine públicamente los Procesos de Moscú, sus orígenes, su conducta, sus conclusiones, y así pueda pronunciarse públicamente sobre el conjunto del caso. Pedimos simplemente la justicia más elemental.
Nos dirigimos a los hombres de todos los partidos que se dicen fieles a la liberación de los trabajadores, a todos aquellos individuos, sea cual sea su ideología que sólo reconocen el progreso humano cuando crecen auténticamente la justicia social y la dignidad del hombre ¿quién de ellos se negaría a pedir la VERDAD?

PRIMERAS FIRMAS

ALAIN, Jeanne y Michel ALEXANDRE, BARRUÉ, George BATAILLE, Georges BORIS, Louis y Gabrielle BOUET, André BRETON, Betty BRUNSCHWIG, CAILLAUD, L. CANCOUET, Félicien CHALLAYE, CHAMBELLAND, CHARBIT, Lucie COLLIARD, Fernand CROMMELYNCK, Germaine DECARIS, DEPREUX, Paul DESJARDINS, Maurice DOMMANGET, Georges DUMOULIN, Camille DREVET, Paul ELUARD, EMERY, Jean GALTIER-BOISSIERE, Jean GIONO, GOUDCHAUX-BRUNSCHWIG, GOUTTENOIRE de TOURY, Daniel GUÉRIN, GUIGUI, HAGNAUER, Georges HUGNET, Lucien JACQUES, JOSPIN, René LALOU, Suzanne LEVY, Andrée LIMBOUR, Pierre LOEWEL, LOUZON, Doctor MABILLE, Víctor MARGUERITTE, Marcel MARTINET, Ludovic MASSE, Régis MESSAC, Georges MICHON, Pierre MONATTE, Pierre NAVILLE, Pierre OGOUZ, Henri PASTOUREAU, Magdeleine y Maurice PAZ, Benjamin PÉRET, André PHILIP, Marthe PICHOREL, Georges PIOCH, Henri POULAILLE, Jacques PRÉVERT, Elie REYNIER, Paul RIVET, Jules ROMAINS, Gérard ROSENTHAL, Charles VILDRAC, Maurice WEBER, WEIL-CURIEL, León WERTH, Maurice WULLENS, ZORETTI, etc.

Firman también: Gaston BERGERY y Georges IZARD, declarando que: 1) La línea política de su organización no coincide exactamente con los términos del “Llamado”, pero lo esencial es la conclusión con la que hay un completo acuerdo. 2) Habiéndose abstenido hasta el momento de criticar el régimen interno de Rusia, ellos creen necesario plantear la cuestión de los Procesos de Moscú, porque este tema supera los límites de la política interna e interesa a todos los hombres más allá de las fronteras.

También hemos recibido la siguiente declaración:
“Sin adherir a todos los términos del presente “Llamado”, nos declaramos totalmente de acuerdo con el deseo de verdad que él expresa. Somos muy respetuosos de las personas y de sus derechos para pedir por el completo esclarecimiento sobre los Procesos de Moscú. Aprobamos totalmente la propuesta de investigación formulada en el ‘Llamado’”.
Marc SANGNIER, Georges HOOG, Maurice LACROIX, Jacques MADAULE, BETMALE, GABALDA, Mme. ANCELET-HUSTACHE, M. DESFOUR, Paul BOTLER, A. LEFEVRE, P. TRICARD-GRAVERON, Henri CLÉMENT, Maurice SCHUMANN, H. ANCELET.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?