Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Notas adicionales sobre darwinismo

Dialéctica

El silogismo es absolutamente correcto sólo cuando es una tautología, esto es, cuando es estéril.
El silogismo es “útil” cuando... es incorrecto, esto es, cuando admite entre los conceptos “rendijas”.
El hecho entero depende de las dimensiones permisibles de las “rendijas”. Aquí es donde comienza la dialéctica.
La “célula” fundamental del pensamiento dialéctico es el silogismo. Pero éste [también] sufre la transmutación, los cambios, como cambian las células básicas en distintos tejidos de un organismo.

“Filosofía” = un gremio fabricador de herramientas en relación con los demás gremios de la ciencia.
Un gremio fabricador de herramientas no es un substituto de la producción de conjunto. Para usar una herramienta uno tiene que conocer un área especial de producción (trabajo con metal, trabajo con torno). Cuando un ignorante; armado con la “dialéctica materialista” trata de resolver problemas complicados de áreas especializadas intuitivamente, inevitablemente hace el papel de tonto.

Por el otro lado, el erudito “especializado” puede manejarse sin un gremio fabricador de herramientas, esto es, puede usar una herramienta hecha por sí mismo, pero su trabajo claramente se resentirá de ello (Darwin, Mendeleiev, y [otros]).
“Nuestra revolución” 1906 de Kliachko

Herzen llamó a la filosofía de Hegel el álgebra de la revolución.
La dialéctica es la lógica del desarrollo. La lógica (formal) es la dialéctica de la inmutabilidad. La lógica es un caso particular de la dialéctica, cuando el movimiento y el cambio entran en la fórmula como “0”.

Cicerón creía que entre la verdad incuestionable y la falsedad incuestionable hay una amplia región en medio de verdad que depende del sujeto, de la persona que está haciendo el razonamiento:
ista sunt ut dispuntatur (una traducción textual es imposible) depende del punto de vista

El “ingeniero” juega el mismo rol universal en las construcciones sociales de M. Eastman y otros americanos que Robinson Crusoe jugó en la construcción de la economía política burguesa.

La gente se orienta a sí misma hacia las ideas en dos sentidos: tratándolas ya sea como arbitrarias, sombras irreales, ubicadas fuera del mundo de los hechos en su condicionamiento material, o como “factores” omnipotentes que manejan la realidad. Ambas visiones son falsas. La idea es un hecho en la cadena de otros hechos.

“Con Hegel la dialéctica se para sobre su cabeza. Tiene que ser puesta sobre sus pies para descubrir el núcleo racional bajo la corteza mística”. Estas palabras de Marx de la introducción a la segunda edición de Das Kapital (1873) más de una vez inspiraron agudezas críticas para refinarlas.
Pero en esencia la misma operación –dar vuelta algo sobre su cabeza para pararlo sobre sus pies– ha sido repetida en cada área del pensamiento humano.
Dios creó al hombre.
El hombre creó a Dios.
La Tierra orbita alrededor del Sol. El sol orbita alrededor de la Tierra.

“Pararlo sobre su cabeza...” Eastman se mofa de esto. No obstante, la ciencia como el arte está llena de tales reversiones.
1. La cosmología hasta Galileo estableció la interdependencia entre los movimientos del Sol y la Tierra. Galileo no repudió esta dependencia, pero la dio vuelta sobre su cabeza.
2. la biología pre-darwiniana estableció la adecuación de la estructura de las especies, la correspondencia (adecuación) de los órganos con las condiciones de vida. Con esto hería de muerte a un sistema preconcebido.

funciones, ambiente, pero dio vuelta la interdependencia sobre su cabeza. En esta reversión brillante yace la esencia del darwinismo.
Para sostener esto, citas sobre Darwin.
3. Mendeleiev y su sistema periódico de elementos. Para él las individualidades indescomponibles entraban en ciertas relaciones matemáticas entre sí. Los desarrollos subsiguientes en química volvieron estas relaciones mutuas sobre su cabeza.

Toda evolución es una transición de cantidad en calidad. El concepto mismo de desarrollo gradual, lento significa el alcance de valores cualitativos con la ayuda de cambios cuantitativos. Esto funciona decisivamente en todas las áreas.
La selección natural de Darwin, que lleva a la creación de varias especies de plantas y animales, no es otra cosa que la acumulación de cambios cuantitativos, produciendo como resultado nuevas cualidades, nuevas especies.
Quien niega la ley dialéctica de transición de la cantidad en calidad debe negar la unidad genética de las plantas y las especies animales, los elementos químicos, etc. Debe, en última instancia, retornar al acto bíblico de creación.

Pensamiento teleológico

Tolstoi no quería aceptar que vivía en esta tierra sin un objetivo predeterminado, como un pájaro que se ha caído de su nido.
“Es importante reconocer que Dios es el Señor y saber qué quiere de mí; pero qué es él mismo, y cómo vive, nunca lo sabré, porque no soy su igual. Yo soy el trabajador, él es el Señor”. (Tolstoi)

Teleología y Determinismo

Todas las escuelas de subjetivismo en una u otra forma están basadas en la contradicción entre la causa objetiva y el propósito subjetivo. El determinismo es la filosofía de la causalidad objetiva. La teleología es la filosofía de los propósitos subjetivos. El intento de establecer una oposición entre ellos y de combinarlos eclécticamente es en sí mismo un producto de la ignorancia filosófica. El propósito es un aspecto parcial de la causa. La teleología es sólo un departamento especial del determinismo.

Darwinismo
Todo el mundo reconoce el proceso de formación de variaciones por el camino de selección natural o artificial, pero muchos categóricamente se niegan a reconocer el mismo proceso para la formación de las especies. Mientras están las formas transicionales, la unidad de una especie parece estable. Pero si las formas transicionales desaparecen, las variedades se convertirán en especie.
- [Cada proceso tiene su paleontología material e inmaterial.]
La doctrina de Darwin empezó como una teoría del origen de las especies y se convirtió en una teoría de la evolución del mundo orgánico.

La geografía zoológica de Darwin y Wallace –gracias a la teoría evolucionista está separada por un golfo de la zoografía de Linnaeus, etc. (el rol de la paleontología).
Los eslabones intermedios han expirado.
La historia del lenguaje –es la paleontología del pensamiento.

¿A través de qué líneas proceden las objeciones contra el darwinismo? El botánico alemán De Vries, el autor de la así llamada teoría de las mutaciones, trató de establecer una distinción básica entre los rasgos especiales de las variaciones y aquellos de las especies, por lo cual ellas no pueden cruzarse de una a la otra. (Pero De Vries era de todos modos un evolucionista).
Hasta Darwin la pregunta acerca del origen de las especies era considerada como “el secreto de los secretos”.

Wallace sobre Darwin31:
“No tengo... esa paciencia inagotable para reunir una multitud de los hechos más diversos, esa sorprendente capacidad para extraer conclusiones de esas observaciones fisiológicas precisas y ricas, esa inteligencia en diseñar un plan de experimentación y esa gracia en ejecutarlo, finalmente – ese inimitable estilo –claro y al mismo tiempo convincente y preciso– en una palabra, todas esas cualidades que hacían a Darwin una persona tan completamente experta”.

(aplicar a una caracterización de Lenin -mostrar la consistencia de [sus] cualidades en varias áreas)

Dialéctica

Wallace –no sólo un darwinista, sino también un científico que independientemente llegó a la teoría evolucionista del origen de las especies (entre ellas, la humanidad), hizo más de un pequeño esfuerzo para aducir evidencias de que había una barrera infranqueable entre los seres humanos y los animales en el área del intelecto y la moralidad, en otras palabras, evidencia para el origen divino del “alma”.
Wallace hace los mismos saltos en relación a la transición de la materia inorgánica a la orgánica y la aparición de la conciencia.
La evolución no permite negociaciones: tienes que o admitirla o rechazarla.

Toda reacción está destinada a repudiar el transformismo.
El nacionalsocialismo no puede ser reconciliado con el darwinismo.


31 La cita está en ruso y Trotsky no cita el trabajo del cual la tomó.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?