Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Nuestros propósitos

Redacción de la revista Comunismo. Comunismo Nº 1, mayo de 1931.

 

¿Cuáles son sus propósitos, qué fin persigue la Oposición Comunista Española y su órgano “Comunismo”? Muchos obreros y no pocos militantes del PCE plantean sin cesar esa pregunta. Los burócratas stalinianos de la IC han falseado tanto la verdad, en lo que a la actividad desarrollada por la Oposición Comunista de Izquierda se refiere, que no puede ya extrañarnos la ansiedad que muchos camaradas del partido oficial manifiestan por conocer el plan de trabajo que nosotros mismos nos hemos impuesto.

Apresurémonos, pues, a saciar ese tan comprensible cuan justo y natural deseo.

El PCE no se ha salvado en el naufragio ideológico que ha presidido la actividad de todas las secciones de la IC en los últimos pasados seis años. Por el contrario, podemos afirmar que la crisis ideológica y orgánica del PCE ha sido y es más profunda que la que atraviesan, con carácter ya crónico, las demás secciones del Comintern.

Crisis de organización; crisis de dirección; crisis ideológica y política; crisis de moralidad y hundimiento estrepitoso y total, dentro de un vacío sin límites, de lo más elemental de la delicadeza y honradez que deben ser normas en todo organismo proletario. La sección española de la IC ha sido y es la menos comunista de todas las que integran el organismo internacional que con tanto esfuerzo crearon los verdaderos comunistas del mundo entero.

La Oposición Comunista de Izquierda Internacional, que cuenta en su seno con los verdaderos artífices de la Revolución Rusa, lucha por evitar que los dirigentes de la IC, los burócratas que preconizan tan bastardas ideas cual lo es la incluida en el programa de la internacional defendiendo la posibilidad de edificar el “socialismo en un solo país” (desmintiendo así la concepción marxista-leninista sobre el carácter internacional de la sociedad socialista), continúen conduciendo el ejército del proletariado mundial por el camino de los fracasos y errores tan enormes y funestos para las masas obreras como lo han sido los sufridos, por ejemplo: en el Comité pro-unidad Sindical Anglorruso[1] y su hijuela las huelgas general y minera inglesas, en el año 1926; el fracaso de la revolución china, porque Stalin depositó toda su confianza en los verdugos del Kuomintang[2]; las batallas de Viena, fracasadas por falta de preparación orgánica en el 1927; el 1º de agosto de 1929; el 6 de marzo de 1930, etc., etc. La Oposición Comunista Internacional, de Izquierda, batalla por evitar que las conquistas que Octubre Rojo puso en manos del proletariado mundial, la dictadura del proletariado, sean absorbidas por la amenaza incesante y latente de un Thermidor de la revolución rusa.

En el aspecto nacional, la Oposición Comunista Española luchará: por la reorganización del PCE; por el restablecimiento de la democracia comunista en el interior del partido; por la reintegración al mismo de todos los camaradas excluidos por motivos de opinión; por la aplicación de una táctica sindical verdaderamente comunista; por liquidar el aventurerismo, la irresponsabilidad, el despilfarro y la inmoralidad; por restablecer la armonía entre todos los camaradas; por documentar, orientar y educarnos todos, sobre todos los aspectos político-sindical-económicos, basando el principio de dicha educación en la discusión necesaria y comunista de todos los problemas que se planteen al partido, haciendo intervenir en las discusiones a todos los camaradas para que de la discusión nazcan las decisiones e impidiendo que una dirección sin noción clara de su responsabilidad tome resoluciones que pretende imponer e impone dictatorialmente.

Lucharemos contra la escisión de nuestra organización; defenderemos la unidad del partido contra las exclusiones que los burócratas, sin contar con la base, pronuncien contra los mejores camaradas.

Serenamente, sin asustarnos por amenazas y acusaciones de quienes jamás supieron ni quisieron hacer nada por la causa comunista en España, daremos siempre gestión de nuestros actos entre los camaradas comunistas verdaderos. Ellos nos juzgarán a todos.

La OCE no es otro partido más. Es la fracción más pura y consciente, unida para salvar nuestras organizaciones del caos a que ha sido conducida.

He ahí, en términos sintéticos, expuestos nuestros propósitos. Cuando nuestra obra esté terminada, nuestros fines logrados, “Comunismo” cesará su publicación y la Oposición Comunista Española no tendrá razón de existir.



[1] El Comité Angloruso fue constituido en abril de 1925 por los dirigentes de los sindicatos soviéticos y el Consejo General de la Trade Unions. A través de él, los burócratas sindicales ingleses llevaron a la derrota las huelgas general y minera de 1926, las acciones obreras mas importantes en Inglaterra desde el movimiento cartista. Fue disuelto oficialmente en septiembre de 1927.
[2] El fracaso de las insurrecciones de Cantón y Shangai, debidas fundamentalmente a la supeditación de las fuerzas comunistas, en base a la teoría del “bloque de las cuatro clases” (fórmula de alianza con la burguesía nacional), al Kuomintang, señalan el fracaso de la revolución china de 1926-1927



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?