Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Opiniones sobre el CEIP León Trotsky

A tres años de la fundación del CEIP “León Trotsky”, como en el primer número de Cuadernos, hemos pedido la opinión de investigadores y de dirigentes trotskistas acerca de la labor que venimos desarrollando.
En este número presentamos las opiniones de Emilio Albamonte, dirigente del Partido de Trabajadores por el Socialismo de Argentina; Manuel Aguilar Mora, historiador mexicano y dirigente de la Liga de Unidad Socialista de México; Mercedes Petit, dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores de Argentina; Gabriel García Higueras, investigador marxista peruano y Susana Fiorito y Andrés Rivera, investigadora de la clase obrera y escritor reconocido, respectivamente, que dirigen la Fundación Pedro Milesi en Córdoba. Incluimos un agradecimiento al CERMTRI (Centro de Estudios e Investigaciones sobre los Movimientos Trotskista y Revolucionarios) de Francia por las donaciones de los periódicos de La Vérité y las publicaciones de su centro, que constituyen una valiosa expresión de apoyo a la labor del CEIP.
La magnitud e importancia de la tarea de investigación y difusión que desarrollamos hace necesario aunar esfuerzos. En este sentido, agradecemos todos los apoyos y colaboraciones que nos han llegado hasta el momento.

 

Emilio Albamonte*

Desde el inicio cuando impulsamos el CEIP «León Trotsky» buscamos hacerlo de forma amplia y colectiva con personalidades o corrientes que estuvieran de acuerdo en defender su legado. Veíamos en esto la importante tarea revolucionaria, tan esencial como cualquier otra actividad militante, de poner a disposición las obras de Trotsky a las nuevas generaciones que despiertan a la vida política. Más aún, cuando como consecuencia de años de retroceso de la clase obrera y de las ideas de la izquierda en general, las obras escritas de los grandes revolucionarios son casi inexistentes en las librerías.
Después de tres años de arduo trabajo, con la ayuda de algunos colaboradores y el importe aliento de los principales centros de investigación sobre el trotskismo en Europa, esta iniciativa ha dado sus primeros pasos. La publicación de tres libros, un CD, la página de Internet, la biblioteca pública y esta revista son sus primeros frutos. Estos han merecido el elogio y el apoyo de decenas de militantes en Argentina y en todo nuestro continente. En ese sentido queremos destacar los comentarios favorables a la labor del CEIP «León Trotsky» de personalidades y dirigentes de otras corrientes argentinas o latinoamericanas que se reclaman del trotskismo como Ernesto González (publicado en el primer número de esta revista) o Mercedes Petit y Manuel Aguilar Mora que están reproducidos en esta edición.
Agradecemos mucho estas importantes muestras de respaldo lo que nos llena de energía para continuar a un nivel superior con nuestro trabajo.
Pero reafirmamos al mismo tiempo que no vamos a cesar nuestro esfuerzo de bregar por un verdadero trabajo amplio y colectivo con personalidades y/o grupos que defiendan la obra del gran revolucionario ruso. Este carácter que figura en los estatutos del Centro y es el modo de funcionamiento de instituciones tan reconocidas, como por ejemplo Revolutionary History, aumentaría los recursos y potencialidades de este centro de investigación, lo que permitiría profundizar y extender su influencia. Por eso, llamamos a todos los que han brindado su apoyo a dar un paso más adelante y hacer en común esta empresa.

Emilio Albamonte

*Dirigente del PTS y Director de Estrategia Internacional

 

Manuel Aguilar Mora*

Me da mucho gusto que me hayan pedido mi opinión sobre el trabajo magnífico que están realizando con el CEIP. ¿Qué puedo decirles si no que espero que tan ardua tarea que se han echado a cuestas la puedan continuar por otros tres años, ¡no!, por mucho más años? Todo lo que se haga por dar a conocer la vida y la obra de Trotsky será siempre para nosotros una tarea de primera importancia en este siglo XXI que recién comienza y en el que sus enseñanzas y su doctrina serán claves para superar la crisis de dirección revolucionaria del proletariado (y ¿por qué no? también de la humanidad) que él tan bien comprendió desde hace más de sesenta años. Aquí en México cuenten con la modesta ayuda que les podamos ofrecer tanto mis camaradas de la Liga de Unidad Socialista (LUS) como yo personalmente. Repito: con gusto colaboraremos con su esfuerzo editorial y nos mantendremos en contacto para ir plasmando en hechos tal colaboración editorial.

Con saludos fraternales e internacionalistas desde la ciudad de México de su compañero

Manuel Aguilar Mora

*Dirigente de la LUS e historiador mexicano. Autor, entre otros de «El bonapartismo mexicano» y «El escándalo del Estado», libro que está presentando en este momento en México.

 

Mercedes Petit*

Estimados compañeros del CEIP «León Trotsky»

La tarea encarada por vuesto centro, de difusión de la obra de León Trotsky, es sin duda importante y necesaria.
En primer lugar porque se trata del revolucionario más calumniado, perseguido e ignorado de todo el siglo XX, que pagó con su vida encabezar la lucha contra la burocratización del Partido Comunista de la Unión Soviética. En agosto de 1940 un agente de Stalin lo asesinó en México.
Pero difundir su obra es aun más importante para continuar la lucha por el triunfo de la revolución obrera y socialista mundial, cuyo primer capítulo fue dirigido por Lenin, Trotsky y los bolcheviques en 1917 en Rusia.
Las posiciones de Trotsky -más allá de lagunas u errores propios de toda obra humana- son imprescindibles para ubicar correctamente las principales características del siglo XX y responder a los desafíos actuales.
Fue él quien definió tempranamente uno de los más complejos procesos de nuestra época: la burocratización del primer estado obrero revolucionario de la historia. En su libro La Revolución Traicionada denunció cómo la burocracia socavaba las bases de la Revolución de Octubre y llevaría a la URSS a una creciente crisis de carácter social, político y cultural. Sólo una revolución política podría revertir esa degeneración, impedir la restauración capitalista a la que apuntaba la burocracia y retomar el camino de la revolución mundial, con la democracia obrera y los soviets.
Esa correcta definición del carácter contrarrevolucionario de la conducción del PCUS y la Tercera Internacional dominados por Stalin fue acompañada del diagnóstico más general de la época histórica que vivimos: la crisis de la humanidad es la crisis de su dirección revolucionaria. De esa convicción surge la más actual e importante de las tareas formuladas por León Trotsky, y que es uno de los ejes del Programa de Transición: arrancar la dirección de las masas de manos de todos los reformistas, traidores y contrarrevolucionarios, sean nuevos o viejos, reciclados o no, construyendo los nuevos partidos revolucionarios y la Cuarta Internacional. En esta pelea, a la cual él personalmente entregó hasta el último minuto de vida, creemos que se sintetiza el legado de Trotsky.
Estos son sólo alguno de los muchos y diversos aspectos que justifican y le dan importancia a vuestra tarea del CEIP de difundir la obra de Trotsky e impulsar investigaciones sobre la historia del trotskismo.

Fraternalmente

Mercedes Petit

*Dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores.

 

Gabriel García Higueras*

Lima, 2 de agosto de 2001

Apreciados amigos:

Tengo el agrado de dirigirme a ustedes para expresarles mi felicitación por la página web que ofrecen en el ciberespacio, informando acerca de la labor que realiza el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones León Trotsky de Argentina. Es loable la actividad que el centro viene efectuando desde 1998 en la edición y compilación de trabajos de Trotsky en español, muchos de ellos agotados en librerías desde tiempo atrás.

Soy historiador graduado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y profesor universitario. Desde hace muchos años estudio la vida y obra de León Trotsky. Mis primeros escritos dedicados al personaje consistieron en una refutación de las versiones sostenidas por historiadores oficiales en la URSS durante la Perestroika, en pleno proceso de “revisión” de la historia oficial soviética. Éstos aparecieron en la prestigiosa revista francesa Cahiers Léon Trotsky bajo el título de “Lettres sur l’ Histoire sovietique” (N° 41, marzo de 1990, p. 33-70), que edita el Institut Léon Trotsky, bajo la dirección del reconocido investigador y biógrafo de Trotsky, Pierre Broué.

Posteriormente escribí algunos artículos más sobre Trotsky, además de participar como ponente en el Coloquio Internacional “Trotsky: Cincuentenario de su muerte (1940-1990)” que se llevó a cabo en Ciudad de México del 20 al 24 de agosto de 1990.
En la actualidad vengo escribiendo un libro de ensayos históricos sobre Trotsky que proyecto tener finalizado hacia fines del presente año para su publicación en Lima.

El año pasado accedí a su página por primera vez y quedé gratamente impresionado por la aparición de un centro de esta naturaleza en Argentina, que, por el alcance y los fines de la investigación y difusión en los que está empeñado, lo convierten en una institución pionera en América Latina.

Soy un convencido de la capital importancia que reviste la obra de Trotsky para la comprensión de los problemas centrales de la política y la sociedad de la historia contemporánea mundial. Es por ello apreciable el proyecto que lograron cristalizar hace tres años para emprender la publicación de sus escritos. Algo especialmente significativo para un país como el Perú donde hace más de una década que no se distribuyen en el circuito comercial de librerías de Lima obras de Trotsky, o concernientes a su biografía y pensamiento.

De otro lado, quisiera destacar la oportuna idea de la institución en editar la revista Cuadernos del C.E.I.P. León Trotsky, que presenta materiales procedentes de revistas especializadas del extranjero, y que por primera vez se editan en lengua española. Ello habrá de contribuir al conocimiento y a la comprensión más cabal de la historia de la lucha de Trotsky y del movimiento político que fundara en Rusia en los años veinte. Con esto, su labor añade esfuerzos a la tarea realizada en otros países, donde se editan revistas de análoga orientación, tales como: Cahiers Léon Trotsky, en Francia, Revolutionary History, en Gran Bretaña, Torotsuki-kenyu, en Japón, y Journal of Trotsky Studies, revista editada en los años noventa por parte de un grupo de profesores de la Universidad de Glasgow, Escocia.

Sin otro particular, les reitero mi aprecio por la labor editorial y de difusión que vienen desarrollando, y mis buenos deseos en el logro de sus objetivos.

Muy atentamente,

Gabriel García Higueras

*Historiador marxista peruano y profesor universitario en Lima.

Susana Fiorito-Andrés Rivera*
Fundación Pedro Milesi

Camaradas del CEIP Leon Trotsky:
 
Muchas gracias por el Nº 1 del Boletín. Gracias por haberlo hecho y por hacérmelo llegar.
Es bueno que vuelvan a existir publicaciones que son portadoras de las diversas corrientes del pensamiento marxista, portadoras de la historia y del presente de los procesos revolucionarios, de la reflexión y las propuestas marxistas sobre la lucha de clases.
Es bueno que nos hagan recordar lo poco que antes de la dictadura sabíamos, y que nos pongan en las manos herramientas para ayudar al “topo”.
Es bueno que todos puedan -podamos- conocer y usar la historia que hicieron, y la que escribieron, los marxistas.
 
Un abrazo

 Susana Fiorito
Andres Rivera
Fundacion Pedro Milesi y Biblioteca Popular de Bella Vista

*Susana Fiorito es investigadora. Ha escrito «Los sindicatos clasistas: SITRAC-SITRAM (1970-1971)» y «El drama olvidado: las huelgas patagónicas de 1920-21».
*Andrés Rivera es escritor. Autor entre otros de «La revolución es un sueño eterno» y «Hay que matar».



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?