Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Propuesta para una carta abierta[1]

 

 

6 de agosto de 1930

 

 

 

Sobre el viraje del PC: hace varios meses que no sigo la política francesa, ni siquiera recibo l’Humanité. Pero el problema que plantea es muy importante. Si tanto el partido francés como la Oposición francesa o los círculos que simpatizan con la Oposición están deso­rientados, los perjudicados seremos nosotros, porque somos más débiles y lo único que nos permite avanzar es la claridad y la precisión. Es posible que éste sea el momento de realzar una maniobra táctica, de acercamiento a la militancia del PC. Por ejemplo, una carta abierta a los comunistas que enumere las nuevas afirmaciones hechas por el PC que coinciden con nuestras críticas anteriores y que hasta hace poco los mismos dirigentes tachaban de “mencheviques”, etcétera. La conclusión de la carta abierta debe ser que una vez más la experiencia demuestra que, para los obreros comu­nistas del PC, militar en las mismas filas con los comunistas de la Liga Comunista sólo puede redundar en su beneficio.

Desde luego, la carta debe sintetizar las diferencias que subsisten y que volverán a surgir. Pero su objetivo no debe ser presentar las diferencias sino más bien demostrar que existen importantes puntos de acuerdo que refutan los argumentos con que se excluye a la Oposición Internacional.

Considerando que todavía no se ha concretado la nueva línea del PC, es decir, que éste todavía no ha mostrado su talón de Aquiles, nos conviene mucho lle­var nuestra pugna con el aparato al terreno del régimen partidario. Esta propuesta es un tanto vaga porque, re­pito, no estoy al tanto de los acontecimientos.

Hable de esto con Otros camaradas.

 

L.T.



[1] Propuesta para una carta abierta. De  los archivos de la Liga Comunista Internacional. Traducido del francés [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Russell Block. En 1930 Trotsky y otros creían observar síntomas de que el PC Francés se alejaba de algunos de los excesos del “tercer período”. Este fragmento de una carta a Gerard es un ejemplo de cómo trató Trotsky de lograr que la Liga francesa interviniera en el proceso.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?