Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Stalinismo versus Socialismo Revolucionario en Vietnam

Richard Stephenson[2]

«... En cuanto a los trotskistas: ni alianzas, ni concesiones son posibles. Debemos hacer nuestro mayor esfuerzo para desenmascararlos como agentes de los fascistas. Deben ser aniquilados a nivel político...»
Ho Chi Minh.Informe a la Comintern, julio de 1939.
Este artículo[*] es un intento de demostrar cómo la política de la guerra de guerrillas campesina, la lucha «nacional-democrática» reemplazó la pelea proletaria internacionalista en Vietnam. Una afirmación así no puede hacerse a no ser que rastreemos, paso a paso, el desarrollo de las dos tendencias principales, trotskista y stalinista, de cómo marcharon juntas hasta que el conflicto entre ellas fue resuelto de una forma traicionera y singularmente sangrienta en los años 1945 y 1946.

Para ubicar el lugar de los hechos debemos describir brevemente la situación económica y política de Vietnam. Durante este período era saqueado y gobernado por el imperialismo francés, que mantenía formas reaccionarias y feudales para mantener al país en un estadio perpetuo de atraso y subdesarrollo.
La impotente burguesía nacional, amenazada a su derecha por el imperialismo y, a su izquierda por una clase obrera combativa y con una alta conciencia de clase, demostró que en todos los momentos decisivos estaba dispuesta a compartir su suerte con la autoridad colonial francesa, para preservar sus formas de clase.
Más del 90% de la población eran campesinos, que si bien eran incapaces de establecer su propio dominio de clase, constituían una poderosa fuerza motriz detrás de un movimiento que pudiera asegurarles la propiedad de la tierra que trabajaban.
De este modo, la cuestión del poder de la clase obrera ya estaba planteada: la «burguesía nacional» vietnamita era demasiado débil para llevar a cabo la revolución burguesa nacional contra el colonialismo, y comprendía que necesitaba de la administración francesa para proteger su propiedad contra la clase obrera y el campesinado pobre.
La cuestión de la independencia nacional vietnamita estaba vinculada indisolublemente, de este modo, con el progreso de la insurrección de los obreros contra el capitalismo.
Esta perspectiva, que fue la de la Revolución Rusa de 1917, estaba siendo abandonada por la Internacional Comunista en el momento en que el Partido Comunista vietnamita estaba en el proceso de formación. En lugar de eso, se estaba formulando una teoría de «etapas» para los países subdesarrollados: que primero debe existir una revolución burguesa/democrática en la cual la clase obrera debe subordinar su propia lucha a la de la «burguesía nacional» y, luego, en el futuro indeterminado, debe producirse una revolución obrera y socialista como una segunda etapa.
La naturaleza puramente utópica de esta perspectiva fue demostrada con la sangre de miles de obreros cuando, en China, el Kuomintang, el partido nacionalista burgués de Chiang Kai-shek, después de usar la presión de los obreros por un tiempo, se volvió contra ellos, a favor del imperialismo y los asesinó en gran número, en los años 1926 y siguientes.

Fue en este mismo período de la vida del movimiento comunista internacional que fue formada y educada la dirigencia del futuro Partido Comunista indochino. El primer paso fue la formación, por Ho Chi Minh, de la Juventud Anamita Revolucionaria (Thanh Nien) en junio de 1925, en Cantón. En concordancia con la teoría de «etapas» de la revolución, éste no era concebido como un partido comunista o de los trabajadores, sino como un «partido nacionalista con una tendencia socialista».
Pero en la primera conferencia de Thanh Nien en Hong Kong, el 1° de mayo de 1929, dos de los delegados de Tonkin (la provincia del norte en los alrededores de Hanoi) y uno de Anam (la provincia costera, central) exigieron que Thanh Nien se reconstituyera como un Partido Comunista real.
Cuando la dirección se negó, ellos se retiraron, llevándose con ellos una mayoría de la organización de Tonkín y una parte de aquella de Anam, y establecieron el primer Partido Comunista indochino. Un delegado fue enviado a Cochinchina (la provincia del sur en los alrededores de Saigón), y el partido hizo un rápido progreso.
En una declaración publicada por los disidentes, hay un buen indicio acerca del carácter del Thanh Nien describiéndolo como «una agrupación nacionalista con tendencias socialistas, una agrupación de charlatanes que llama a la revolución nacional y a la revolución mundial, que nunca dirigió sus esfuerzos hacia las masas proletarias, que nunca se unió a la Tercera Internacional, el único organismo de la revolución mundial, sino al contrario pidió la admisión de sus miembros al Tercer Congreso del Partido Nacionalista Chino (el Kuomintang), es decir, un partido anti-proletario y reaccionario».
Bajo la presión del nuevo partido disidente, Than Nien fue forzado a cambiar su nombre por el de Partido Comunista anamita. Cuando un tercer grupo rompió con un partido nacionalista de derecha y se constituyó en el Partido Revolucionario de Nuevo Anam, hubo tres Partidos Comunistas distintos en Vietnam en 1930.
En este punto Ho Chi Minh tomó la iniciativa. En marzo de 1930 llamó a una conferencia en Hong Kong reuniendo a todas las fracciones que habían emergido del Than Nien original, un paso que fue seguido, en octubre, por la fundación del Partido Comunista indochino, que se afilió a la Tercera Internacional (Comunista), y logró enseguida amplio apoyo.
La represión de la administración francesa fue severa, pero el nuevo partido pudo sobreponerse, incluso, al arresto del conjunto de su comité central en junio de 1931. La política de Thanh Nien, que había apelado meramente a los sentimientos de solidaridad anamitas, y no había hecho división entre burguesía y proletariado en la «revolución nacional», la «primera etapa», fue transformada por el nuevo partido mediante un giro de 180°.
Esta fue la época en que la Internacional Comunista oficial había hecho a un lado su política de colaboración abierta con la clase capitalista, y había comenzado su desenfreno sectario lunático del «tercer período». En Occidente, éste consistía en comenzar insurrecciones «proletarias» sin la mayoría de la clase trabajadora y en atacar a los socialdemócratas como «socialfascistas»; y en Oriente, consistía en fundar «soviets» campesinos sin ningún apoyo de la clase obrera y ni siquiera basados en el conjunto del campesinado.
Pasando por alto que, después de todo, la «burguesía nacional» tenía intereses comunes con el imperialismo, los comunistas denunciaron a esta clase por traición a la causa de la independencia nacional, y en Vietnam lanzaron soviets campesinos en Ha Tinh y Nghe An, donde la tierra fue dividida y los hacendados fueron expropiados.
Esto fue, por supuesto, ahogado en sangre por la administración francesa y un auténtico reino de terror se extendió en todo el país afectando a millones.
Fue en este período cuando el movimiento marxista nació en Vietnam. Los grupos de oposición de un carácter más o menos de «izquierda» habían tomado forma en 1931: la «Oposición de Izquierda» (Ta Doi Lap), la «Oposición de Izquierda Octubre» (Ta Doi Lap Thang Muoi), y el Comunismo Indochino (Duong Duong Cong San). Pero en los primeros meses de 1932, Ta Thu Thau fundaba, en Cochinchina, la primera fracción trotskista. Este notable hombre, un ex-dirigente de la Comuna de Cantón, había llegado a una posición trotskista mientras trabajaba con la Liga Comunista Internacionalista en Francia, hasta que fue expulsado del país.
La represión cayó sobre la organización trotskista recientemente fundada, así como sobre todas las restantes; el 9 de agosto de 1932, prácticamente el grupo completo fue arrestado, llevado a juicio y condenado el 1° de mayo de 1933. Esta fue una época en que todo el movimiento estaba en un reflujo muy fuerte, habiendo sido casi aniquilado por la furia de la reacción francesa.
Sin embargo, cuando dos de los trotskistas fueron dejados en libertad (provisional) en enero de 1933, e hicieron contacto con algunos stalinistas libres y otras personas «sin partido», comenzó un nuevo resurgimiento. El sur, Cochinchina, llegó a ser el punto clave de la lucha nacional y de la clase obrera, y hubo oportunidades para la actividad legal no concedidas en otro sitio. A causa de su población europea relativamente grande en Saigón y sus alrededores, las autoridades concedieron una relativa libertad a la propaganda que aparecía en francés aunque, por supuesto, la mayor parte de la población estaba impedida de leerla.
Los trotskistas y los stalinistas fundaron un movimiento de frente único legal, llamado La Lutte (La Lucha), que tenía como objetivo la afirmación de los intereses históricos independientes de la clase obrera y del campesinado oprimido, explicando la realidad de la lucha de clases a la mayor cantidad de estratos de la población posible.
En mayo de 1933 se propuso una lista para las elecciones del Concejo Municipal de Saigón, totalmente independiente de la burguesía, constituida por dos trabajadores intelectuales, dos empleados de comercio y cuatro obreros manuales.
En la primera vuelta, la lista de trabajadores (Nguyen Van Tao) ganó por una mayoría abrumadora, y esto provocó una campaña de furiosa hostilidad burguesa e intimidación que, sin embargo, no impidió a dos de la lista (Nguyen Van Tao y Tran Van Thach3) volver a ingresar en la segunda vuelta también.
El periódico de frente único La Lutte no pudo aparecer en anamita, pero esto no impidió que la propaganda tuviera un efecto estupendo. Fueron llevadas adelante campañas contra la tortura en las comisarías, el régimen de trabajos forzados, las brutalidades en los campos de concentración y la represión feroz a los obreros y al campesinado.
Mientras tanto, en el Concejo Municipal, los delegados del frente usaron su posición para destacarse en el debate en defensa de los explotados, sobre cuestiones de indultos, derechos de voto a nivel municipal, desempleo; y denunciaron al sistema capitalista en términos aplastantes. Sin embargo, aunque los trotskistas y los stalinistas aparecían, así, en un frente único en el plano legal, ellos continuaron su actividad ilegal separadamente.
Se desarrolló otra organización, ilegalmente, que también apoyaba la posición de los trotskistas. Desde 1931 hasta 1936 editó un periódico clandestino llamado Thang Muoi (Octubre), y luego un periódico semanal legal llamado Le Militant en 1937, que fue prohibido por las autoridades casi inmediatamente. En 1938 Thang Muoi apareció nuevamente como un periódico semi-legal y en 1939 se publicó un periódico legal, Tia Sang (La Chispa), que salía diariamente.
Mientras estos grupos estaban desarrollándose en Cochinchina, la política sectaria lunática del tercer período de la Internacional Comunista ahora cedía paso a la línea de colaboración de clase del «frente popular».
En esta etapa los partidos comunistas renunciaron a todo intento de luchar por la revolución social, y se unieron a la socialdemocracia y a los denominados partidos burgueses «democráticos» en una supuesta alianza contra el fascismo. En realidad, esto significaba atar las organizaciones obreras a los partidos democráticos burgueses, diluyendo, de este modo, sus políticas de clase para alinearse con un sector de los capitalistas que no tenían, realmente, intención de luchar contra los fascistas hasta la muerte.
La lección impactó a Vietnam en la forma más clara posible, dado que en Francia llegó al poder un gobierno de frente popular, apoyado por el Partido Comunista. En términos vietnamitas, un frente popular significaba renunciar a la continuación de la lucha de clases y reconciliar a la clase trabajadora y el campesinado con la administración colonial.
Como los stalinistas tenían el control del periódico La Lutte, comenzaron una campaña de apoyo y agitación a favor del frente popular francés, por iniciativa propia. Trataron de presentar la designación de un socialista al Ministerio de las Colonias francés como un paso adelante para Vietnam. Trataron de asociarse con todos los elementos nacionalistas burgueses en Vietnam, que habían denunciado como corruptos y traidores en los años 1933-1934.
Los trotskistas en el frente único continuaron, pacientemente, con su crítica a esta línea, demostrando, con la ayuda de los acontecimientos, la corrección de su posición.
Señalaban que la política del frente popular stalinista, en términos vietnamitas, significaba apoyar al gobierno francés y su régimen colonialista. Las divergencias entre trotskistas y stalinistas se ampliaron en el frente cuando los trotskistas lanzaron la consigna de Comités de Acción, que se extendieron desde Saigón a toda la Cochinchina.
Cientos de estos fueron formados como instrumentos de la lucha de clases, en donde los obreros plantearon sus demandas salariales y discutieron sus tareas. Los stalinistas quedaron en una posición insostenible cuando el gobernador suprimió brutalmente los comités.
Como resultado de este trabajo los trotskistas tomaron el control de La Lutte en 1937, cuando Ta Thu Thau anunció su regreso a la editorial del periódico con un artículo titulado Frente popular de traición, lo que le ganó inmediatamente una sentencia de dos años de cárcel. Nunca se ha presentado más claramente ante toda la clase trabajadora la profunda diferencia política entre la estrategia del frente popular y el frente único, como en aquellos años.
Los stalinistas fueron incapaces de responder políticamente pero lo hicieron con calumnias, acusando a los militantes trotskistas de ser agentes del colonialismo, en un momento en que este mismo colonialismo los estaba arrojando a prisiones y a campos de concentración en grandes números. Sin embargo, nadie se atrevió a calumniar a Ta Thu Thau, que era muy bien conocido y respetado entre los obreros y campesinos como para darle el tratamiento clásico de Moscú.
Los trotskistas, que se fortalecieron rápidamente debido a su postura de clase principista, hicieron recaer en los stalinistas la responsabilidad de dividir el frente único de La Lutte, ya que los stalinistas estaban todo el tiempo siendo forzados a participar en el movimiento de huelgas, demandas de salario, reducción de las horas de trabajo y derecho de reconocimiento de asociación sindical. Por su posición, La Lutte ganó un apoyo masivo, y tres delegados más fueron propuestos y electos en el Concejo Municipal de Saigon: Ta Thu Thau, Nguyen Van Tao y Duong Bach Mai.
El 14 de junio de 1937 tuvo lugar el último encuentro entre los trotskistas y stalinistas en el frente único. Ta Thu Thau, después de una larga discusión, propuso una resolución sobre el frente popular que ponía a los stalinistas en una situación crítica, y ellos se rehusaron a votar.
Los trotskistas fueron, así, capaces de mostrar cómo los stalinistas habían roto el frente único para apoyar a los explotadores y a los imperialistas. La cantidad de militantes trotskistas aumentó a 5.000 y su influencia en la clase obrera subía vertiginosamente. En 1937 los empleadores franceses habían sido forzados a negociar con las organizaciones obreras de base, dirigidas por los trotskistas.
Su influencia sindical crecía; así, en 1938, su candidato por el gremio de choferes de taxi ganó por una mayoría aplastante. La Lutte continuó apareciendo y, en 1939, también apareció una versión anamita, llamada Tranh Dau.
La lucha entre las dos tendencias en el movimiento obrero condujo a una derrota aplastante para los stalinistas, quienes estaban siguiendo ciegamente las políticas del Partido Comunista francés. Así, la «defensa nacional» de Francia significaba, por supuesto, la continuación de la explotación colonial en Vietnam. Cuando surgió la cuestión de votar la imposición de impuestos para la «defensa nacional» en el Concejo Municipal de Saigón, los stalinistas la votaron junto con los reaccionarios, con los trotskistas en la oposición.
Los trotskistas se granjearon, así, el apoyo jubiloso de todas las masas oprimidas en Cochinchina. El 30 de abril de 1939 Ta Thu Thau y Tran Van Thach fueron electos para el concejo con un 80% de los votos, mientras que los stalinistas y los partidos gubernamentales compartieron el resto, aún cuando la elección tuvo lugar en base a un derecho a voto restringido y muchos obreros no pudieron votar. El partido stalinista se dividió totalmente y gran cantidad de su base obrera se unió a los partidos de la Cuarta Internacional.
Trotsky estaba observando todo el progreso de los sucesos desde Coyoacán. Destacando este ejemplo para los obreros del mundo colonial, escribió:
«En un cierto número de países coloniales y semicoloniales existen ya secciones de la Cuarta Internacional y están haciendo progresos exitosos. El primer lugar entre ellos lo ocupa, incuestionablemente, nuestra sección en Indochina francesa, que está conduciendo una lucha irreconciliable contra el imperialismo francés y las mistificaciones del ‘frente del pueblo’.
‘Los dirigentes stalinistas’, se afirma en el periódico de los obreros de Saigón, La Lutte, del 7 de abril de 1939, ‘han dado aún otro paso en el camino de la traición. Quitándose sus máscaras de revolucionarios se han convertido en paladines del imperialismo y se han expresado abiertamente en contra de la emancipación de los pueblos coloniales oprimidos’. Debido a sus políticas revolucionarias audaces, los proletarios de Saigón, miembros de la Cuarta Internacional, lograron una victoria brillante sobre el bloque del partido del gobierno y los stalinistas en las elecciones para el Concejo Colonial realizadas en abril de este año.» («Carta abierta a los obreros de la India», 25 de julio de 1939, en Escritos de León Trotsky 1939-40, págs. 33-34.)
En septiembre de 1939 comenzó una represión masiva debido al estallido de la guerra. Ta Thu Thau fue enjuiciado en Saigón y sentenciado a prisión; escapó a Singapur, donde fue atrapado por las autoridades británicas y devuelto a los franceses. Ellos lo pusieron una vez más en el terrible campo de concentración de Poulo Condore, donde fue torturado salvajemente, de modo tal que, cuando fue liberado, al fin de la ocupación japonesa, estaba semi-paralizado. Tran Van Thach también fue trasladado a Poulo Condore.
En agosto de 1940 Japón comenzó su ocupación de Indochina, todavía bajo el control nominal de la administración Vichy4. La lucha nacional y obrera continuaba bajo condiciones de represión salvaje, y en mayo de 1941 el Vietminh estaba formado por los dos Partidos Comunistas, dos partidos nacionalistas (el ala pequeñoburguesa y el ala izquierda de la «burguesía liberal»), con la adhesión de organizaciones de la juventud, de soldados, de obreros, de campesinos y de mujeres. Su programa defendía las libertades democráticas, y se oponía a la reforma agraria para el campesinado.
No obstante, como su programa incluía la confiscación de la propiedad a los «fascistas» japoneses, franceses e indochinos y a la propiedad de la Iglesia, éste era en efecto un programa agrario, dado que todas las clases poseedoras se habían alineado con los invasores. Típicamente, durante el período 1941-42 Ho Chi Minh pasó gran cantidad de su tiempo traduciendo, en particular produciendo una versión del famoso «Curso Breve» de Stalin: Historia del Partido Comunista de la Unión Soviética (Bolchevique), que contenía calumnias viles contra la Oposición de Izquierda y una distorsión deliberada de las historias de Lenin y Trotsky. Poco después fue encarcelado por los chinos.
La guerra se acercaba a su fin. El 8 de marzo de 1945 los japoneses eliminaron finalmente la administración francesa nominal y establecieron la suya propia en forma completa, pero el 10 de agosto de 1945 fueron obligados a rendirse.
Vietnam estaba ahora en el cenit de la efervescencia revolucionaria. El 19 de agosto de 1945 los obreros de Saigón fundaron Comités del Pueblo para reemplazar la administración que había colapsado. El 21 de agosto los grupos de derecha agrupados en el «Frente Nacional Unido» organizaron una manifestación exigiendo la independencia, con el fin de descabezar el movimiento.
Los trotskistas de la Liga Comunista Internacional se sumaron a la marcha con estandartes que reclamaban «Tierra para los campesinos y nacionalización de la industria bajo control de los obreros». Varias decenas de miles de obreros se unieron detrás de sus estandartes, y hacia el final del día un Comité Central provisional fue establecido para los Comités del Pueblo, con una guardia de los obreros para el área de Saigón-Cholón bajo la dirección de Nguyen Hai Au (un trotskista del norte, donde él había escrito una novela social).
Dándose cuenta de las implicaciones de esto, los stalinistas en el Vietminh forzaron al Frente Nacional Unido a fusionarse con ellos el 23 de agosto, y dos días después establecieron un gobierno de facto, mediante un golpe realizado con los nacionalistas de derecha.
A las cinco de la mañana todos los puestos gubernamentales fueron ocupados sin que la población se diera cuenta. «El Vietminh llegó al poder con todas las clases dirigentes de la sociedad detrás de sí y con el aparato de estado burgués completo», comentó un dirigente trotskista vietnamita.
Las primeras declaraciones del nuevo régimen nacionalista del Vietminh fueron siniestras. «Aquellos que inciten a los campesinos a apropiarse de las haciendas serán castigados severamente y sin compasión», dijo Nguyen Van Tao, Ministro del Interior, el 27 de agosto, y el 1° de septiembre el gobierno publicó una declaración dirigida contra los trotskistas: «Aquellos que inciten al pueblo a tomar las armas serán considerados como saboteadores y provocadores, enemigos de la independencia nacional. Nuestras libertades democráticas serán garantizadas por los Aliados democráticos.»
En la primera semana de septiembre de 1945 las manifestaciones fueron atacadas, y en respuesta a esto los Comités del Pueblo se extendieron por todo Vietnam, en particular en el sur alrededor de Saigón. Se declararon a sí mismos como el único poder revolucionario, y se confederaron a nivel nacional. En respuesta a esto el Vietminh ordenó la disolución de todos los grupos armados excepto su propia Guardia Republicana.
Los trotskistas del grupo La Lutte plantearon una medida de apoyo crítico al gobierno del Vietminh, y aquellos del Tia Sang distribuyeron volantes llamando a la formación de comités de defensa de los obreros, el armamento del pueblo y la creación de una asamblea popular.
La más destacada entre las milicias fue la de los obreros del depósito de tranvías Go Vap, aproximadamente a ocho kilómetros de Saigón. Constituida por unos sesenta miembros y respaldada por otros cuatrocientos obreros, que anteriormente habían logrado el reconocimiento del sindicato por parte de los japoneses durante la guerra. Aunque afiliados a la CGT del sur, bajo la influencia stalinista, ¡se negaron rotundamente a enarbolar la nueva bandera nacionalista del Vietminh sobre su depósito y en cambio eligieron enarbolar la bandera roja del socialismo internacional! Las milicias llamaron a los obreros de Saigón-Cholón a armarse y prepararse para el choque inevitable con el imperialismo francés y británico.
El 12 de septiembre los Comités del Pueblo y la Liga Comunista Internacional denunciaron al Vietminh por su política de desarmar a las masas y sus falsas apelaciones a la «calma» frente a la re-ocupación francesa.
La respuesta de los stalinistas fue veloz. En la tarde del 14 de septiembre, a las 4:30, el jefe de policía, Duong Bach Mai, envió un destacamento armado a rodear el centro de los Comités del Pueblo, cuya asamblea estaba en plena sesión. Desarmaron a los presentes, saquearon el edificio, desgarraron las banderas rojas y quemaron todos los periódicos. Los dirigentes de los diversos comités fueron apresados y luego encarcelados por orden de Ho Chi Minh.
Mientras tanto, el imperialismo francés se estaba preparando para re-ocupar Vietnam, para cuyo propósito necesitaba la ayuda del ejército británico e incluso rearmar a los prisioneros de guerra japoneses. Los stalinistas, aunque estuvieron dispuestos para destruir las milicias de los obreros, temblaron frente a los franceses. El 16 de septiembre anunciaron su buena voluntad para negociar con De Gaulle sobre las bases de la reincorporación de Indochina a la «Unión Francesa».
El comandante británico, General Gracey, proclamó la ley marcial. La noche del 22-23 de septiembre las tropas británicas y francesas ocuparon todas las posiciones estratégicas en Saigón sin ninguna resistencia del Vietminh. Después de realizar otro llamado más a la calma, los secuaces de Ho Chi Minh se esfumaron en el campo.
Aunque habían sido desarmados y desmoralizados por el Vietminh, los obreros de Saigón reaccionaron con una insurrección inmediata. Las áreas y suburbios habitados por la clase obrera rápidamente fueron tomados por los revolucionarios, quienes también asediaron a las tropas imperialistas que controlaban el centro. Hubo ataques guerrilleros sobre el puerto, y los depósitos fueron incendiados.
Los árboles fueron cortados, los autos y camiones fueron volcados y se erigieron barricadas. El 24 los grupos revolucionarios dirigieron una marcha por el Boulevard de la Somme e incendiaron el mercado.
El Vietminh rápidamente volvió a empezar las negociaciones con los franceses, para decapitar el movimiento revolucionario de los obreros. El 1° de octubre negociaron una tregua con el General Gracey, pero esto sólo le dio a los franceses tiempo para traer más tropas. El 5 de octubre, el General Leclerc desembarcó con refuerzos. El Partido Comunista vietnamita fue aún más lejos en su servilismo y capitulación, al disolverse en noviembre de 1945 en su «Frente Nacional».
Mientras tanto el movimiento obrero, y su dirección trotskista junto con él, estaban siendo destruidos físicamente por los imperialistas. La milicia del depósito de tranvías dirigidos por Nguyen Hai Au se abrió camino hasta la Plaine des Joncs, donde veinte combatientes del destacamento, y su líder, fueron asesinados en combate con los franceses el 13 de enero de 1946. Otros tres fueron asesinados por el Vietminh.
Los dirigentes stalinistas aprovecharon entonces esta oportunidad para cumplir con la promesa hecha por Ho Chi Minh a Stalin en julio de 1939, es decir, liquidar a los trotskistas. Mientras el grupo La Lutte estaba celebrando una reunión para coordinar la lucha armada contra los franceses en el frente Gia Dinh, fueron rodeados por el Vietminh en un templo en el área Thu Duc.
Fueron arrestados, recluidos en Ben Suc (provincia de Thu Dau Mot), y fusilados todos ellos. Entre ellos pereció Tran Van Thach, que había sido liberado del campo de concentración Poulo Condore sólo algunas semanas antes. Ta Thu Thau había partido a Tonkin para organizar la asistencia para las áreas afligidas por el hambre, y fue arrestado en Anam Central a su regreso, supuestamente por órdenes de Tran Van Giau, un viejo graduado de la escuela de Stalin en Moscú. Fue sometido a «juicio» ante «Comités Populares», y tres veces declarado inocente. Para evitar otra debacle más fue fusilado algunos días después.
Algunos meses después (julio de 1946), Ho Chi Minh estaba muy ocupado en Francia abrazándose con los generales franceses repletos de condecoraciones. Apartándose un minuto de la fiesta al aire libre que se realizaba en el jardín de rosas Bagatelle, realizó un breve comentario sobre la desafortunada defunción de Ta Thu Thau: « fue un gran patriota y nosotros estamos apesadumbrados por su muerte», dijo, pero agregó significativamente, «Todos aquellos que no siguen la línea que he fijado serán destruidos».
Después de llegar a un acuerdo con la dirigencia del movimiento obrero, mientras dejaban que los franceses aplastaran a las bases, el Vietminh negociaba otro acuerdo más con las fuerzas de ocupación el 6 de marzo de 1946. Este reconocía la independencia de Vietnam bajo la Unión Francesa, pero los franceses sólo lo usaron como una cobertura para traer todavía más refuerzos.
El General Leclerc desembarcó con 13.000 hombres en el norte sin que el Vietminh opusiera ninguna resistencia. El Almirante d´Argenlieu ocupó Cochinchina, y mientras Ho Chi Minh estaba en Francia negociando un acuerdo (mayo-septiembre) los franceses estaban ocupando las regiones montañosas. A pesar de que se llegó a un armisticio el 14 de septiembre, un mes después (23 de noviembre de 1946) este fue roto por el crucero Suffren que abrió fuego sobre el puerto de Haiphong, donde 6.000 personas perdieron sus vidas.
El 19 y el 20 de diciembre los franceses comenzaron a desarmar la milicia del Vietminh, la que para resguardarse se retiró a la jungla y comenzó la guerra de guerrillas.
De este modo perecieron los dirigentes de los cuartainternacionalistas vietnamitas. Pero no está muy lejos el día en que los obreros vietnamitas, habiendo echado a los imperialistas norteamericanos, ajustarán cuentas con los stalinistas vietnamitas, porque entre ellos y el socialismo revolucionario corre un río de sangre y se yergue una montaña de traiciones.

1 Traducción inédita del inglés al español. Este artículo fue publicado primero en 1972 en el Chartist pamphlet Vietnam: Stalinism v. Revolutionary Socialism. En su presentación se aclaraba lo siguiente: «En la época de la publicación prestó un servicio importante presentando la historia, en ese momento poco conocida, del movimiento trotskista en Vietnam para la izquierda de habla inglesa...» Nos fue facilitado a través de nuestra colaboradora en Londres, Alejandra Ríos.
2 Seudónimo utilizado por Al Richardson, editor en jefe de la revista Revolutionary History.
3 El primero fue dirigente fundador del PCI (Partido Comunista de Indochina) y uno de los líderes, junto al trotskista Ta Thu Thau, de La Lutte. En el ’45 como parte del gobierno del Vietminh fue uno de los responsables de la represión y asesinato de los trotskistas. El segundo era un intelectual de izquierda independiente que luego entrará en las filas del trotskismo.
4 En julio de 1940 el ejército alemán invadió Francia y asestó una derrota aplastante a su ejército. Los nazis conquistaron París y disolvieron el ejército francés sin resistencia. Francia fue partida en dos zonas, el norte ocupado por los nazis y el sur, donde se estableció un régimen títere encabezado por el Mariscal Pétain con sede en la ciudad de Vichy.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?