Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Tres grandes dirigentes de la Oposición y el trotskismo chino

Demian Paredes

 

 

 

Chen Tu-shiu (1879-1942), cuyo nombre verdadero era Chen Quiansheng –y su alias Old man- comienza militando en la época de la primer revolución china (1911). Para esa época previa a la fundación del PC editará la revista Nueva Juventud, que reunirá a jóvenes y mujeres que luchaban contra la opresión y el imperialismo. Será referente del llamado “Movimiento 4 de Mayo”, otra alza de masas contra las condiciones de vida, e influenciada también por la Revolución Rusa.

Fundador del Partido Comunista Chino a inicios de 1920, será siempre resistente a la subordinación, ordenada por la Internacional Comunista stalinizada, al KMT. Tras la derrota del proceso revolucionario 1925-27 dará la batalla junto a Peng Shu-tsé y otros dirigentes contra esa línea.

Boicoteado por el PC burocratizado (se lo acusó de ser el responsable de la derrota y hundimiento del partido), Chen resurgirá apostando a la Oposición al dar a conocer su “Carta abierta a todos los militantes del Partido”, donde postulará su apoyo a Trotsky y el programa que levantaba contra el stalinismo. Esto significó un importante aliciente para los grupos oposicionistas que había –en su mayoría jóvenes estudiantes que realizaban trabajos en el movimiento obrero. Trotsky, al estudiar los materiales y las posiciones de Chen, inmediatamente señaló la importancia del pronunciamiento2. La carta de Chen dará por resultado la consolidación de la Oposición de Izquierda en China -y el ataque furibundo del stalinismo.

Junto a Peng y otros oposicionistas serán encarcelados por el KMT en 1932 hasta 1937. Chen, con la salud muy deteriorada se recluirá de la actividad política –participando en discusiones previas a la 2º Guerra Mundial entre los principales dirigentes y dedicó sus últimos años al trabajo literario-. En 1942 fallece.

--------------------------------------------------------------------------------

Pen Shu-tsé 3 (1895-1983), cuyo seudónimo en la URSS fue Iván Petrov, fue un militante “de pluma”, un importante escritor, como Trotsky. También fundador del PCCh, desarrollará una serie de artículos analizando las experiencias de las tres revoluciones rusas y la experiencia china, definiendo el programa para la revolución basado en la dirección del partido revolucionario y la vanguardia obrera –al contrario de los escritos de Mao, quien ya llamaba a la “burguesía nacional” a iniciar una imposible etapa de “revolución nacional” contra el imperialismo4. Peng siempre estuvo correctamente ubicado en posiciones genuinamente revolucionarias y de clase: las insurrecciones obreras de 1925 y 1926 mostraron al PCCh a la cabeza de las mismas, producto en gran medida de su intervención previa en el IV Congreso del partido -conocido como “el congreso del despertar”5.

Por ello no extraña que, en los debates tras la derrota –y como cuenta Pierre Broué- “Peng Shuzhi, que no tuviera hasta entonces ningún vínculo con la oposición trotskista de la URSS, invocó naturalmente la ‘revolución permanente’ y sus implicaciones en su crítica de la revolución por etapas à la Stalin-Bujarin. Así es que (...) el debate en el seno del partido chino fue conducido en los términos del debate fundamental en el seno del partido ruso desde 1923: ‘stalinismo’ contra ‘trotskismo’.”6

Peng tiene dos grandes momentos en la lucha contra el stalinismo: primero discutiendo entre los principales dirigentes el balance de la tragedia china; y el período siguiente –hasta su muerte- de organización y lucha por la IV Internacional, educando permanentemente cuadros y ligándose a importantes sectores de la clase trabajadora china.

Tras una detención, liberado en 1937 (y muy deteriorada su salud) regresa a Shangai. Reinicia la organización: consiguiendo dinero editan “dos libros y un folleto de Trotsky: La historia de la Revolución Rusa, La revolución traicionada y Los procesos de Moscú. Publicamos también tres folletos de Peng: La guerra contra el imperialismo japonés, Las lecciones de la derrota de la revolución española y La derrota de la revolución austríaca. Estas obras tuvieron un eco importante entre los obreros e intelectuales. Una vez más, nuestro movimiento iba hacia delante”, cuenta su compañera en un texto de memoria-homenaje a Peng7.

--------------------------------------------------------------------------------

Pen Pi Lan (1902-1987) también comenzó militando muy joven, participando de los movimientos democráticos y reivindicativos de mujeres a inicios del siglo XX8. “Cuando tenía diecinueve años estudiaba en un internado en Wuhan (...) uno de los fundadores del PCCh dio una conferencia en la que describió las diferentes posiciones de las mujeres en distintas sociedades, desde el comunismo primitivo, pasando por la sociedad feudal, el capitalismo y llegando a la futura sociedad socialista. Una de sus conclusiones fue que si las mujeres deseaban la igualdad con los hombres, debían tener independencia económica (...) La conferencia, conmovió profundamente a Pen Pi Lan y a otras jóvenes estudiantes que decidieron luchar activamente por la emancipación de las mujeres (...) organizaron un grupo fuera de la escuela llamado ‘Sociedad de Mujeres Lectoras’, que atrajo muchas simpatizantes (...) A lo largo de ese mismo año, Pen Pi Lan y muchas de sus compañeras participaron de actividades de apoyo a las huelgas obreras de Hankow, dando discursos a los huelguistas para llevarles su solidaridad”9. En 1923 ingresará al PCCh. Al año siguiente fue enviada a la Universidad Comunista de los Trabajadores de Oriente de Moscú, para regresar en 1925, ya que el proceso revolucionario se estaba iniciando.

Tras la derrota sacará las mismas conclusiones que muchos/as jóvenes militantes del PCCh: que era necesaria la completa independencia del partido proletario contra la burguesía y el KMT. Esta fue la batalla que dio junto a Peng, su compañero de toda la vida.

Las actividades de Pen Pi Lan incluyeron la publicación de la revista Mujeres Chinas, como parte de la responsabilidad que tenía en la secretaría de la mujer del PC, entre 1925-2710. Tras una reunión (1929) con estudiantes llegados de Moscú, con las discusiones y textos de la Oposición, comenzaría el trabajo de lucha contra la línea stalinista: “En dos meses Peng Shu-tsé, Chen Tu-shiu y Pen Pi Lan reunieron a cincuenta revolucionarios abnegados que estaban dispuestos a defender y difundir la postura de la Oposición de Izquierda”11.

---------------------------------------------------------------

1 Para un trabajo más desarrollado de estas grandes personalidades revolucionarias ver Bárbara Funes, “Pen Pi Lan”, Luchadoras. Historias de mujeres que hicieron historia (Bs. As., IPS, 2006) y Demian Paredes, “China y el trotskismo: Peng Shu-Tsé y el surgimiento de la Oposición de Izquierda”.

2 “A la Oposición de izquierda china”, (8 de enero de 1931). Escritos 1929-1940, CEIP.

3 También traducido como Peng Shuzhi.

4 Por ejemplo, Peng en el artículo “¿Se aplica el leninismo a las especificidades nacionales de China?” decía que “la revolución china es actualmente una revolución nacional democrática, pero (...) esta revolución no se limita para nada a los ideales nacionales y democráticos: se transforma gradualmente en una revolución socialista”. Al contrario Mao escribirá en El guía (11/7/1923) el artículo “El golpe de estado de Pekín y los mercados”. Allí llamaba a “los mercados” (a la “burguesía nacional”) “para hacer avanzar la revolución. Cuanto más grande fuera la unidad de los mercados, más fuerte será su capacidad para dirigir a las masas en todo el país, y más corto será el tiempo necesario para el éxito de la revolución”.

5 Allí “se sigue al comité central en sus recientes análisis y, después de haber oído el informe del trabajo (en el movimiento obrero) recientemente efectuado en Shangai, pone en el centro de sus preocupaciones la reconstrucción del movimiento obrero, decidiendo reunir, el 1º de Mayo, en Cantón, el II Congreso del sindicato general pan-chino” (História da Internacional Comunista 1919-1943. A ascenso e a queda, Sao Paulo, Sundermann, 2007, p. 536).

6 Ídem., p. 533.

7 Peng Pi Lan, “Mis años con Peng Shu-tsé”, op. cit.

8 “Batallones de mujeres fueron organizados durante la revolución de 1911, cuyas demandas eran el derecho a la educación para las mujeres, derecho a ‘tener amigos’ para elegir libremente con quien casarse y participar en el gobierno. Después del establecimiento de la República en 1912, surgió un nuevo movimiento: el feminismo militante. Las mujeres no solamente participaban de los alzamientos populares sino que decidieron darse una organización propia para luchar por sus demandas” (Bárbara Funes, “Pen Pi Lan”, op.cit., p. 186).

9 Ídem., p. 189.

10 Ídem., p. 192.

11 Ídem., p. 197.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?