Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

El PTS y el proceso revolucionario en Bolivia

La Verdad Obrera N° 128
periódico del PTS de Argentina, 5 de novimebre de 2003

Los acontecimientos de Bolivia volvieron a traer bríos revolucionarios sobre estos pagos. Las imágenes del 19 y 20 de diciembre grabadas en las retinas de los luchadores de Argentina volvían a aparecer con una asombrosa nitidez. Bolivia, la de la legendaria COB, la de los campesinos, mineros y fabriles, la de los aguerridos pueblos aymará y quechua, volvía a ponerse de pie. La autodeterminación de los explotados, la revolución social, ese espectro al que una y mil veces se lo dio por liquidado para siempre, volvía a nuevamente a aparecer causando terror no sólo entre los personeros del “neoliberalismo”, sino también entre los que en nombre de la lucha contra éste y por un “capitalismo con rostro humano”, administran la dictadura del gran capital sobre sus pueblos, como Kirchner y Lula.
En Argentina viven alrededor de un millón de compatriotas bolivianos, en su mayoría trabajadores de la construcción, obreros fabriles, quinteros y cuentapropistas. En las fábricas, oficinas y aulas, donde comúnmente se escuchan frases chauvinistas y discriminatorias contra esta laboriosa comunidad, ahora hay sólo frases de respeto hacia este pueblo que lucha y entrega la vida de sus mejores mujeres y hombres por crear su propio destino.
El PTS no sólo participó en las combativas y multitudinarias marchas de la comunidad boliviana de la Capital y el Gran Buenos Aires, sino que también realizó decenas de actividades locales de solidaridad en distintas zonas del país, como Mendoza, Neuquén, Córdoba y Jujuy. El internacionalismo por el que bregamos los revolucionarios, por unos días pasó a ser una realidad activa, práctica, militante. Junto a distintas fuerzas de la izquierda y movimientos piqueteros se formó una “Comisión de Solidaridad con el Proceso Revolucionario Boliviano”.
Bolivia se ha convertido en un verdadero laboratorio de la revolución. Acá nomás, a cuatro mil kilómetros de Buenos Aires. En numerosos locales y centros culturales que promueve el PTS se realizaron charlas sobre las lecciones que iba dejando este proceso revolucionario. Las distintas Cátedras “Karl Marx” que los compañeros de En Clave Roja brindan en distintas universidades nacionales, le dedicaron especial énfasis al tema. Decenas de miembros de la comunidad boliviana junto a militantes, obreros avanzados, asambleístas, estudiantes combativos, comenzaron a discutir cuál debe ser el camino a transitar para lograr un triunfo íntegro y efectivo de los obreros y campesinos de este país hermano. Una victoria que, de darse, crearía un torrente que conmovería al conjunto de la región.

 

 El Centro Cultural Rosa Luxemburgo

El domingo 19 una brigada de militantes de una de las zonas del PTS-Capital se volcó a militar sobre la fiesta “Charrúa”, en el Bajo Flores. Un evento cultural y comercial que la comunidad boliviana realiza periódicamente Allí se encontraron con decenas de compañeros bolivianos con una extraordinaria avidez política, que habían venido siguiendo casi en tiempo real todos los acontecimientos revolucionarios que se vivían en las tierras de sus orígenes. En pocas horas se vendieron más de 300 ejemplares de La Verdad Obrera y se repartieron cientos de volantes invitando a una charla en el Centro Cultural Rosa Luxemburgo, ubicado frente a la planta de Brukman.

El viernes 24 el local del Rosa Luxemburgo quedó chico. Más de 200 compañeros se hicieron presentes para escuchar a dirigentes de la Coordinadora Febrero Boliviano y Alternativa Bolviana, dos agrupaciones que nuclean a grupos de la izquierda clasista boliviana residentes en Argentina y que cumplieron un destacado rol en la convocatoria a las movilizaciones de solidaridad en Buenos Aires. Asimismo participaron como panelistas Yuri Fernández, uno de los dirigentes de la lucha de Brukman y miembro de la comunidad boliviana, y José Montes del PTS.

Es muy difícil que un proceso tan lleno de historia y rico de enseñanzas como el boliviano, se pueda abordar en una sola charla. Las distintas estrategias que se delinean al calor del proceso revolucionario y el rol de las direcciones de los movimientos de masas fueron dos elementos centrales del debate. “Este es sólo el inicio de un necesario intercambio de posiciones sobre cuál debe ser la política para lograr la victoria de los obreros y campesinos bolivianos. Los Estados mayores del imperialismo y las burguesías argentina y brasileña siguieron el proceso minuto a minuto para luego intervenir y desviarlo. Quienes bregamos por subvertir el orden de los explotadores en Bolivia, el continente y el mundo, tenemos el deber militante de hacer lo mismo, pero con el sentido contrario: aportar desde todo punto de vista para el logro de un triunfo revolucionario”, acotó el compañero presentador luego de las disertaciones de los panelistas y de varios compañeros bolivianos que habían participado del evento.

Luego se hicieron presentes con su espectáculo “Los Caporales de Lugano”, un grupo de danzas tradicionales bolivianas que se acercaron con el único interés de estar presentes “para una causa justa”, aportando con sus dotes artísticas para esta jornada internacionalista realizada a metros de la fábrica Brukman rodeada por decenas de efectivos policiales. Las empanadas bolivianas y los choripanes terminaron de darle a esta actividad político-cultural el marco para seguir con una discusión que habla del futuro no sólo del pueblo boliviano, sino también del de Argentina y toda América latina.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?