Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La Oposicion de Izquierda en China

 

Demian Paredes

 

De la derrota de la revolución china (1925/27)1 Trotsky y la Oposición de izquierda rusa sacarán a fondo las conclusiones de la catástrofe: la línea de Stalin-Bujarin había subordinado al partido proletario a una organización nacionalista burguesa, el Kuomintang (KMT)2; las lecciones pasaron por la defensa intransigente de la organización y política revolucionaria para el proletariado, la alianza obrero-campesina y la generalización de formulaciones político-programáticas que ligaban transicionalmente los problemas democráticos y de independencia nacional a la insurrección obrera, acaudillando a las masas pobres del campo y la ciudad. El debate se profundizó, a la par que se organizaba la sección china de la Oposición, primero a través de contactos con jóvenes militantes chinos dentro de la propia URSS, y luego en China. Las conclusiones de la derrota de la revolución china fueron clave, entonces, para el desarrollo de la Oposición de Izquierda Internacional3 y el programa de la IV. En esta nota daremos cuenta del proceso de organización de la sección china de la Oposición de Izquierda y de sus principales dirigentes, que serán un ejemplo en esos años para la Oposición.

 

La adhesión en la URSS a la Oposición

La Oposición de izquierda en China surgirá en 1927. Antes de 1922 ya había cientos de estudiantes chinos que iban a las escuelas del Partido Bolchevique: una era la Universidad de los Pueblos de Oriente (Moscú), que se especializaba en el entrenamiento de cuadros revolucionarios para los países de Oriente, e incluía a estudiantes de más de 70 nacionalidades y de minorías nacionales. Luego de 1922, hubo un segundo grupo.

A partir de 1925, durante la pelea entre el PCCh y el Kuomintang (y alianza con el sector de “izquierda” de KMT), el comité central del partido chino enviará entre 600 y 800 estudiantes, de los cuales la mayoría entraron a la universidad Sun Yat-sen; los directores eran Karl Radek y Adolph Joffe, ambos oposicionistas. Wang Fanxi, futuro oposicionista, estaba allí. Otra tanda de estudiantes, llegados en agosto de 1927, previo al décimo aniversario de la revolución, terminaron adhiriendo a la Oposición rusa, y marcharon en la manifestación de Moscú. Cuenta Pierre Broué en unos de sus últimos trabajos que “una decena (...) desfilaron ante las tribunas, el 7 de noviembre de 1927, con banderas con las consignas de la Oposición de Izquierda. Expulsados de la universidad, fueron así reenviados a sus países”4. Numerosos estudiantes fueron retirados de la universidad y transferidos a otras.

Tras las expulsiones y deportaciones un grupo se organizó, llevando a China los primeros documentos de la Oposición rusa, y fundaron el grupo Nuestras Palabras (Wo-men-ti hua).

La reacción del stalinismo

Como la universidad Sun Yat-sen se estaba volviendo un dolor de cabeza para los stalinistas, dirigida por Radek -entonces dirigente de la Oposición-, decidieron reemplazar a éste por el stalinista Pavel Mif.

Es que los estudiantes no conocían las discusiones dentro de la URSS sobre China, la batalla entablada entre Trotsky y el stalinismo. Stalin y la burocracia habían usado a Chen Tu-shiu, importante dirigente de gran tradición y fundador del PCCh, como “chivo expiatorio” para justificar la derrota del proceso chino, cargando sobre sus hombros la responsabilidad del fracaso5, ocultando que la línea de subordinación política y organizativa del PCCh al Kuomintang había sido dictada por ellos desde la III Internacional.

La misma tarde de la ceremonia del aniversario de la revolución, los stalinistas le “informaron” a Wang Fanxi y a sus camaradas que la Oposición había realizado una manifestación contrarrevolucionaria en la que estudiantes chinos habían participado. Al mismo tiempo vieron una película sobre la Revolución de Octubre. Esta es la impresión que recuerda en sus Memorias Wang: la película, dijo, “me dio una idea más clara sobre los roles jugados por Trotsky y Stalin en la revolución. A pesar del intento de exagerar el papel de Stalin, y desdibujar el de Trotsky, el contraste entre los dos hombres –uno gris y aburrido, el otro brillante y extraordinario- debe haber sido claro para cualquiera que no estuviera cegado por prejuicios fraccionales. Mi propia admiración por Trotsky data desde la exhibición de aquella película”6.

La decisión de trasladar a todos los estudiantes chinos a la universidad Sun Yat-sen, que controlaban los stalinistas, no impidió que los estudiantes siguieran en contacto con la Oposición rusa: Wang Fanxi y otros pudieron leer los documentos. Cuenta Wang: “El primer documento de la oposición que leí fue ‘Tesis sobre la revolución china’, de Zinoviev. Un poco más tarde, leí ‘La revolución china y las tesis del camarada Stalin’, de Trotsky, y luego de eso, ‘La Plataforma de la Oposición Conjunta del Partido Comunista de la Unión Soviética’7 (...) Había un gran contraste entre estos documentos y los insípidos y sin vida del Comité Central. Los argumentos y las advertencias de la Oposición, especialmente aquellos referidos a la Revolución china constituían una verdad tan evidente y a menudo habían sido confirmados en la práctica, que no había para hacer otra cosa que estudiarlos, con ansiedad, de forma minuciosa (...) Ahora me daba cuenta de que en todas las cuestiones fundamentales, los dirigentes del PCCh habían actuado bajo las órdenes de la fracción de Stalin; que las políticas mal concebidas que habían llevado a la derrota de la revolución estaban lejos de ser errores de Chen Tu-shiu; y que esos errores habían sido previstos y podían haberse evitado”.

Se forma la fracción en Moscú y el stalinismo ataca

Al ir a un lugar de descanso, Wang se encontró con un grupo de trabajadores de Shangai. Este grupo hizo contacto con profesores y estudiantes de la Oposición, que estaban en la universidad Sun Yat-sen, difundiendo los documentos de la misma. Al regresar ya había unos 90 estudiantes más en la Universidad de los Pueblos de Oriente que habían sido ganados para la Oposición.

Los documentos fueron discutidos abiertamente, incluso ante estudiantes que no eran miembros. Wang tradujo la Crítica al programa de la Internacional Comunista de Trotsky8, que fue leída por los oposicionistas chinos. Según el mismo Wang, tras el trabajo de 1928, unos 150 de 400 estudiantes de la universidad Sun Yat-sen eran miembros o simpatizantes de la Oposición. También habían grupos en las escuelas militares y en la Escuela Lenin. Aunque los dirigentes y la organización eran clandestinos, los documentos circulaban sin ninguna dificultad.

La Oposición china tenía enlaces con los estudiantes que habían regresado el año anterior a su país. En una conferencia clandestina a principios de 1929 se vota como tarea avanzar dentro del PCCh como fracción; la organización avanzaba. Pero la noticia que Chen Tu-shiu se había unido a la Oposición lleva al stalinismo a atacar nuevamente: la policía secreta, GPU, se infiltra en la organización y con un destacamento armado irrumpe en los dormitorios. 200 estudiantes y profesores fueron arrestados bajo la acusación de “trotskismo”, y la universidad fue cerrada. Sólo 2 oposicionistas escaparon de Siberia.

La Oposición en China y la unificación de los grupos

La Oposición comienza su proceso de unificación de los distintos grupos al saberse que Chen Tu-shiu, “el maestro de toda una generación” (Pierre Broué), emite un documento llamado “Carta abierta a todos los camaradas del Partido”, en diciembre de 1929.

Además de la fracción de Chen había tres grupos más. Eran jóvenes estudiantes en su mayoría, con claras posiciones trotskistas. En Hong Kong, Shangai, Beijin, entre otras ciudades, hacían trabajo entre los portuarios, además de los estudiantes. El grupo Nuestras Palabras recibía las traducciones de los documentos de la Oposición rusa desde Moscú.

Otro grupo trabajaba dentro del PCCh de forma clandestina –en el aparato de propaganda-, y estaba unido a Nuestras Palabras. Alrededor de Chen estaban “viejos” e importantes cuadros del PC, como Peng Shu-tsé –quien había desarrollado posiciones teóricas y políticas desde una visión similar a la Teoría de la Revolución Permanente formulada por Trotsky-. Había además una rama de partidarios de Chen en Shangai oriental.

La Carta abierta..., firmada además por el núcleo dirigente del grupo Fracción Proletaria (que residía centralmente en Shangai) se posicionaba claramente: “Si hubiéramos tenido la dirección política de Trotsky, quizás hubiéramos sido capaces de guiar a la Revolución China al camino de la victoria”, decía. Como recuerda Pen Pi Lan, compañera de Peng, “ochenta eminentes cuadros pusieron su firma a la Declaración (...). En la historia del Partido Comunista chino, esto constituía el momento de la lucha más intensa entre el stalinismo y el trotskismo”9.

El grupo, integrado como dijimos por importantes cuadros y dirigentes de tradición, tuvo su origen en Shangai, pero se desarrolló además en Beijing, Tianjin, Wuhan, Sichuan y Ningpo; y luego en Shantung y Anhui. Había también células en Hong Kong y Macao. Unos 700 miembros eligieron a Chen como secretario general. Peng fue elegido como secretario de propaganda.

Manteniendo correspondencia con Trotsky, y por consejo de éste, los distintos grupos –además de la fracción de Chen y Peng- definen la unificación. Se realiza el 1º de mayo de 1931 en Shangai. Los grupos Nuestras Palabras (Wo-men-ti hua), Sociedad de Octubre (Shi-yue she), Sociedad Proletaria (Wu-chan-che she) y Sociedad de Combate (Chantou she) dieron nacimiento a la Oposición de Izquierda del Partido Comunista Chino. Se votó una Plataforma, un Programa de Acción y un Comité Ejecutivo Nacional –además de una publicación, La Chispa (Huo hsing)-. Inmediatamente Chiang Kai-shek desata la represión y cárcel –con la misma colaboración del stalinismo-, y el grupo debe reorganizarse (cosa que se hace al poco tiempo), promoviendo un nueva generación de jóvenes dirigentes. El grupo tiene que pasar a la clandestinidad, y se mantiene unido gracias a la gran experiencia de los viejos cuadros que los habían formado10.

---------------------------------------------------

1 Victoria Bosch, “La revolución China y la teoría de la Revolución Permanente” y “Trotsky y la perspectiva de la revolución proletaria en China”, en este Boletín.

2 León Trotsky, La teoría de la revolución permanente (compilación), Bs. As., CEIP León Trotsky, 2000, pp. 369-394 (“Carta a Radek”, “Carta a Alsky” y “Correspondencia entre Trotsky y Preobrazhensky”).

3 Andrea Robles, “La Oposición de Izquierda Internacional”, en este Boletín. James P. Cannon, en sus conferencias sobre la historia del trotskismo en EE.UU. de 1942 comenta, en una situación de pasividad y asilamiento a fines de los ’20 y ’30, la actividad internacionalista de educación de cuadros revolucionarios: “Nos tomamos tiempo en esos días de aislamiento para estudiar la cuestión china. (...) durante ese difícil período nuestro movimiento, a pesar de toda su pobreza y debilidad, publicó un libro ‘Problemas de la Revolución China’. Ese libro contenía tesis censuradas, artículos y exposiciones de la Oposición Rusa, escritos en los días decisivos de la revolución china, 1925, 1926 y 1927. Esa gran batalla histórica mundial se había desarrollado, se podría decir, a espaldas de los ciegos miembros de la Comintern, a quienes no se les había permitido conocer lo que los grandes maestros del marxismo en la Oposición de Izquierda rusa tenían para decir acerca de estos eventos. Publicamos los documentos suprimidos. Nuestros camaradas fueron educados en los problemas de la revolución china. Esa fue una de las razones importantes -de hecho, es la razón importante de por qué nuestro partido tiene una clara y firme posición sobre la cuestión colonial hoy; por qué no perdimos la cabeza con la defensa de China y la lucha de independencia de la India. El significado que este gran levantamiento de los pueblos asiáticos tiene para la revolución proletaria internacional es entendido claramente por nuestro partido. Esa es parte de su herencia de aquellos días de aislamiento y estudio” (Conferencia VI: La ruptura con la Comintern)

4 História da Internacional Comunista 1919-1943. A ascenso e a queda, Sao Paulo, Sundermann, 2007, p. 579.

5 Chen fue relevado de sus funciones en el transcurso de una “conferencia especial” del PCCh en Wuhan el 7 de agosto de 1927, en su ausencia.

6 Durand, D., “El nacimiento de la Oposición de Izquierda China”, en Revolutionary History, V. 2, Nº 4, 1990.

7 Victoria Bosch, “La formación de la oposición conjunta” en este Boletín.

8 Bárbara Funes y Alicia Rojo, “La batalla del VI Congreso de la IC”, La Verdad Obrera Nº 279 (29/5/08).

9 Pen Pi Lan, “Mis años con Peng Shu-tsé”.

10 Durand, op. cit.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?