Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Cómo manejarse con las calumnias y las insinuaciones[1]

 

 

18 de agosto de 1933

 

 

 

Estimado camarada Frank:[2]

 

El proyecto de resolución referente al problema financiero no me parece suficientemente preciso y categórico. Hay que disimular la resolución de modo de poder publicarla en la prensa, incluso sin comentarios si fuera necesario. Por eso seria mejor dividirla en dos partes, una concerniente a las contribuciones de las secciones y otra al caso de M.[3] En esta segunda par­te habría que hacer un prólogo explicando la resolución del Comité Ejecutivo de la Liga francesa respecto a M. (Con una cita breve y exacta sobre la necesidad de que abandone los negocios y se dedique íntegramente a la política). El plenario tendría que confirmar esta reso­lución ya que interesa mucho a nuestra organización utilizar razonablemente las energías del camarada M. En consecuencia, el plenario tendría que relevar a M. de todas las responsabilidades financieras que se le en­cargaron. La parte más importante es la que concierne a la Comisión de Control. Es absolutamente intolerable, después de las infinitas demoras que hubo, hablar del "más breve plazo". No hay más que dos posibilidades: o la Comisión de Control presenta su informe durante la sesión plenaria o, si no está en condiciones de hacerlo, hay que sancionarla por su falta de energía para enca­rar un problema que atrajo muchas calumnias de los enemigos de la Liga. Si el propio plenario se pronuncia­ra sobre la esencia de la cuestión -y creo que no le se­ría difícil hacerlo- jugaría en este problema puramen­te político el rol de una comisión de control y podría declarar que R. Molinier se dedicó a los negocios sola­mente en interés de la organización y que el plenario rechaza con indignación todas las calumnias e insinuaciones cuyos autores nunca osaron aparecer abiertamente y plantear sus acusaciones ante un organismo competente.

 

Suyo,

 

L. Trotsky



[1] Como manejarse con las calumnias y las insinuaciones. La Verité, 18 de agosto de 1933. Traducido [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Fred Buchman. Uno de los problemas que periódicamente perturban e incluso frenan el movimiento revolucionario es el de las insinuaciones sobre la integridad de algunos de sus miembros, a menudo planteadas informalmente, con lo que se priva a los acusados de cualquier posibilidad de responder a las acusaciones y dejar limpios sus nombres. En esta carta Trotsky hace sugerencias sobre cómo manejarse con esos problemas: sacarlos a la luz, investigarlos rápidamente y rechazar las insinuaciones cuyos autores "nunca osan aparecer abiertamente para plantear las acusaciones ante un organismo competente".

[2] La carta estaba dirigida a Pierre Frank (n. 1905), entonces miembro de la Liga Comunista francesa, posteriormente miembro del Secretariado Internacional y del Secretariado Unificado de la Cuarta Internacional, autor de una breve historia, La Quatrième Internationale (Maspero, 1969).

[3] M. era Raymond Molinier (n. 1904), cofundador de La Verité en 1929 y dirigente de la Liga Comunista de Francia.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?