Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Jouhaux y Toledano[1]

 

 

30 de enero de 1939

 

 

 

El inimitable León Jouhaux envió un telegrama al inimitable Lombardo Toledano. El cable plantea una pregunta amenazadora: ¿es cierto que el gobierno de México se prepara para otorgar concesiones petroleras a Japón y otros países fascistas? Ello implicaría un fortalecimiento del poderío militar de los fascistas y llevaría a catástrofes internacionales; significaría ciudades en llamas, un gran número de víctimas, etcétera. Toledano contestó en el tono de un escolar pescado en falta: "¡No, no, México jamás otorgará esas concesiones!” Hace poco el mismo Toledano dijo: "No, México nunca les d á a los fascistas su petróleo. Inglaterra no puede sobrevivir sin el petróleo mexicano, etcétera. ¡Estos señores creen que con declaraciones huecas se pueden resolver problemas económicos tan vitales! Si Lombardo tuviera un poco, no digamos de sentimientos revolucionarios pero por lo menos de dignidad nacional -necesaria a todos los ciudadanos de un país oprimido- le hubiera respon­dido a Jouhaux con la punta de su zapato.

Jouhaux es un agente directo del imperialismo francés y británico. Francia, siguiendo el camino de Gran Bretaña, está boicoteando el petróleo mexicano para apoyar a los propietarios imperialistas contra un país semicolonial. Francia e Inglaterra utilizan sus fuerzas aéreas para suprimir los movimientos de liberación de sus colonias. En estas circunstancias, ¿cómo se atreve Jouhaux a abrir la boca?

La lucha contra las atrocidades fascistas y contra las atrocidades imperialistas en general, especialmente contra el bombardeo de pacíficas ciudades, sólo la pueden llevar adelante los honestos obreros y campe­sinos que no participaron directa ni indirectamente en actos criminales similares. Pero Jouhaux, un perro más de la jauría imperialista, ¿cómo se atreve a decla­rarse mentor y guardián moral de México? Porque sabe con quién está tratando. No considera a Toledano un representante de las masas trabajadoras de un país oprimido sino un agente del "Frente Popular" francés (¡por desgracia derrotado!), es decir un agente más del imperialismo "democrático". Y Jouhaux no se equivoca.



[1] Jouhaux y Toledano. Clave, febrero de 1939. Sin firma. Traducido del castellano [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Russell Block.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?