Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Sobre el socialismo en un solo país y la postración ideológica[1]

 

 

Noviembre de 1929

 

 

 

"La época de las guerras y las revoluciones" es muy dura. Desgasta implacablemente a las personas, a algunas físicamente, a otras moralmente. Tal es el caso de I.N. Smirnov. Nadie lo consideraba un teórico. Nunca fue un político independiente. Pero es un revolu­cionario serio de alta calidad moral. Sin embargo, se rindió. Involuntariamente me viene a la mente la frase de Lenin de que habría que "fusilar" a los revolucio­narios que pasan de los cincuenta años.[2] La broma esconde un contenido serio.

En otra nota de este numero del Biulleten se demuestra que en su primer proyecto de declaración Smirnov todavía trataba de afirmar que la teoría del socialismo en un solo país es antileninista. En la decla­ración final dice que la crítica a esta teoría es antileni­nista. Así se revisan los problemas básicos del mar­xismo, de acuerdo a la situación de los miembros del partido.

Cuando los revolucionarios se vuelven indife­rentes al nivel de los principios también se envilecen moralmente. ¿Acaso no es indiferencia decir que algo es de una u otra manera? ¿No es lo mismo citar correcta o incorrectamente? Desde que se creó el mundo, nunca hubo tantos mentirosos como nuestros centristas. ¿Por qué? Porque el centrismo es el colmo de la falta de principios.

Veamos si no a Smirnov y Boguslavski, que cuando encanecieron se unieron a la escuela de Iaroslavski. Acompañan con la falsificación su adhesión al socia­lismo nacional. No es necesario señalar que defienden la teoría del socialismo en un solo país con la misma cita de un artículo póstumo de Lenin sobre la coopera­ción. En el primer capítulo de mi crítica al programa de la Internacional [La Tercera Internaciona1 después de Lenin] se somete este argumento (me atrevo a pensar­lo) a un análisis exhaustivo. Demostré -y hasta ahora nadie lo refutó ni trató de hacerlo- que el artículo sobre la cooperación da totalmente por sentado el postulado elemental del marxismo de que el desarrollo moderno de las fuerzas productivas excluye la posibi­lidad de la construcción del socialismo nacional. Pero introduzco la prueba esencial de esta idea con una consideración indiscutible:

"Si el articulo dictado por Lenin durante su enfer­medad y publicado después de su muerte dijera realmente que el estado soviético cuenta con todo lo nece­sario y sobre todo los requisitos materiales -es decir, productivos- para la construcción independiente de un socialismo completo, habría que aceptar que Lenin se equivocó al dictar o que la taquígrafa cometió un error al transcribir sus notas. Cualquiera de estas conjeturas sería mucho más probable que la de que Lenin borró de un plumazo el marxismo y las enseñanzas de toda su vida."

¿Qué dicen al respecto Smirnov y Boguslavski?

"Consideramos equivocada y antileninista la opi­nión de León Davidovich Trotsky de que esta formu­lación es consecuencia de un ’desliz’ en el dictado o de un ’error’ de la estenógrafa."

Quisiera comparar lo que yo dije con la respuesta de Smirnov. ¡Es el colmo del deshonor! Smirnov es un hombre honorable; sin embargo, cayó en una posición deshonrosa.

Sí, es cierto que dije que si en un articulo póstumo inconcluso de Lenin hubiera una frase opuesta a un postulado fundamental del marxismo, yo, por supuesto, sospecharía que se trata de un desliz o de un error. Pero sigo después:

"Afortunadamente, no hay la menor necesidad de apelar a esa explicación. El notable, aunque incon­cluso, articulo Sobre la cooperación, no menciona esas cosas que los revisionistas del leninismo tan irrespon­sablemente le atribuyen."

¿No está todo muy claro? No vale la pena seguir insistiendo sobre lo mismo. Tomemos nota de este nuevo producto de la ruina y la postración ideológicas.

Recordemos que una de las escenas de Korolenko termina de esta manera: "¡Ea, es nuestro turno! El viejo compañero dejó de tocar las campanas."



[1] Sobre el socialismo en un solo país y la postración ideológica, Biulleten Opozitsi, N° 7, noviembre-diciembre de 1929. Firmado "L.T." Traducido [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Jim Burnett. La capitulación Smirnov-Boguslavski ocurrió a fines de octubre de 1929.

[2] Trotsky cumplía cincuenta años el 7 de noviembre de 1929.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?