Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Sobre la conferencia de organizaciones socialistas y comunistas de izquierda reunida en Paris el 27 y 28 de agosto de 1933[1]

 

 

31 de agosto de 1933

 

 

 

1. La conferencia de catorce partidos, organiza­ciones y grupos de naturaleza y tendencias sumamente heterogéneas es una consecuencia de la profunda crisis de los movimientos socialista y comunista o, más exactamente, del colapso de la Segunda y también, a otro nivel histórico y debido a otras causas, de la Tercera Internacional.[2]

2. Es evidente que no se puede pensar en construir una nueva internacional en base a organizaciones que parten de principios profundamente distintos y a veces opuestos. La Oposición de Izquierda llevó al congreso su propio programa, con el objetivo de ayudar a la separación principista de los reformistas y los centristas y nuclear a las organizaciones revolucionarias homogéneas.

3. El único resultado tangible del congreso, pero de excepcional importancia, fue la declaración firmada por cuatro organizaciones (la ILO [Oposición de Izquierda Internacional], el SAP y dos partidos holandeses, el RSP y el OSP). Este es el primer paso directo hacia la construcción de una nueva internacional sobre los fundamentos principistas de Marx y Lenin.

4. El plenario comprende claramente que estas cuatro organizaciones, de orígenes tan diversos, no lograrán en unos cuantos días una unidad total en cuanto a los principios fundamentales y a los métodos tácticos y organizativos. De todos modos, el resultado logrado es motivo suficiente para creer que el trabajo futuro de las organizaciones sobre el manifiesto programático y los documentos tácticos permitirán no sólo alanzar la unanimidad necesaria sino también atraer al programa de la nueva internacional a una cantidad de organizaciones y fracciones revolucionarias.

5. El plenario considera necesario comenzar inmediatamente la elaboración de los documentos programáticos y crear un secretariado técnico que podría, mientras se editan el manifiesto y las resoluciones ponerse en contacto con las organizaciones simpatizantes para que su opinión, sus sugerencias y sus críticas se vean reflejadas en el texto de los documentos programáticos.

6. El representante del plenario en la comisión programática deberá guiarse por las ideas fundamentales expresadas en la declaración de los bolcheviques leninistas y publicadas en la Conferencia de París del 27 al 28 de agosto.

7. En lo que hace a las resoluciones adoptadas por la heterogénea mayoría del congreso, totalmente impregnadas de esta heterogeneidad, el plenario de los bolcheviques leninistas no considera posible asumir ninguna responsabilidad política por ellas.[3] En la medida en que esas resoluciones puedan llevar a tal o cual acción práctica (por ejemplo, boicot a la Alemania de Hitler), la Oposición de Izquierda está dispuesta, según las circunstancias, a participar en las actividades que estén de acuerdo con sus principios generales.

La Oposición de Izquierda, apoyándose en la activi­dad práctica, siempre tenderá a ligarse más estrechamente con los partidos y organizaciones que le son más afines. Sólo con esta condición una amplia y audaz política de frente único por objetivos políticos inmedia­tos podrá ayudar en la tarea de formación de una nueva internacional comunista.

El plenario insta a todas las secciones de la Oposi­ción de Izquierda a tomar plena conciencia de la impor­tancia histórica del paso que hemos dado. Nuestra tarea inmediata consiste en dar la más amplia publicidad posible a la Declaración de los Cuatro entre las bases comunistas, socialistas, sindicales y especialmente juveniles. Hay que popularizar y explicar el significado de la declaración a través de periódicos, volantes, carteles, discursos y en la discusión. No se pueden escatimar esfuerzos para elevar a la vanguardia proletaria a la construcción de una nueva internacional.

La declaración que los bolcheviques leninistas hicimos pública en la conferencia termina con las palabras: "Nuestra responsabilidad revolucionaria es inmensa. Que nuestro trabajo creativo se eleve a la altura de esta responsabilidad." Tengamos bien claro que estas palabras se refieren en primer lugar a los propios bolcheviques leninistas.



[1] Sobre la conferencia de las organizaciones comunistas y socialistas de izquierda reunida en París el 27 y 28 de agosto de 1933. Boletín Interno, sección británica de la Liga Comunista de Oposición, N° 13-14, 27 de septiembre de 1933. Firmado "G. Gourov" y presentado como proyecto de resolución para ser discutido en la Oposición. También en The Militant, 7 de octubre de 1933, firmado por el Secretariado Internacional después de haber sido aprobado el 13 de septiembre por el plenario de la Oposición. Escrito tres días después de la Conferencia de París, pretendía expresar la actitud básica de la Oposición de Izquierda hacia la conferencia y sus resoluciones. La conferencia había dado plazo a todas las organizaciones participantes hasta el 15 de octubre para ratificar o rechazar sus decisiones.

[2] En la Conferencia de París se expresaron tres posiciones generales. La de izquierda era la de la Oposición de Izquierda Internacional, el OSP, el SAP y el RSP, los firmantes de la Declaración de los Cuatro, que era una posición minoritaria. El ILP y el Partido Comunista Independiente de Suecia, dirigido por Karl Kilbom, presentaron una posición intermedia, también minoritaria. A la derecha estaba la mayoría dirigida por el Partido Laborista Noruego (NAP), cuya resolución fue apoyada por una cantidad de pequeños grupos (el Partido de Unidad Proletaria [PUP] francés, los maximalistas italianos, el Partido Socialista Independiente de Rumania y el representante de un grupo de socialrevolucionarios de Rusia), además de dos de los firmantes de la Declaración de los Cuatro, el SAP y el OSP. El punto fundamental de la resolución de la mayoría decía: "Considerando la bancarrota de la política y la organización de la Segunda y de la Tercera Internacional, los obreros socialistas del mundo se ven más que nunca enfrentados al enorme objetivo y la imprescindible tarea de regenerar el movimiento internacional de la clase obrera y recuperar la unidad internacional de esta clase sobre una base socialista revolucionaria. Hay que dar un primer paso reuniendo un congreso mundial que represente a todas las organizaciones que acepten la base de la lucha revolucionaria para la realización del socialismo. Este congreso mundial tendrá como objetivo principal el análisis de una exposición general de los principios y la política de la acción revolucionaria efectiva, que será preparada y sometida a consideración de los partidos por los partidos socialistas independientes. Estos partidos tomarán la iniciativa de convocar al congreso en fecha a determinarse posteriormente, y llamará a participar del congreso a todas las organizaciones obreras" (The Militant, 21 de octubre de 1933). Se ve claro el sentido de la resolución de la mayoría cuando se la compara con la Declaración de los Cuatro.

[3] Al adoptar esta posición el plenario hace uso del derecho otorgado por el congreso a todos los partidos participantes a ratificar o rectificar sus resoluciones antes del 15 de octubre. [Nota de León Trotsky.]



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?