Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Sobre la cuestión del Saar[1]

 

 

Publicado el 4 de noviembre de 1933

 

 

 

La posición del partido [Comunista] oficial y de la KPO (brandleristas) sobre la cuestión del Saar[2] me parece propia de la cobardía seudorradical, especie de cobardía de ningún modo poco común. Naturalmente, nosotros tenemos que estar a favor de un Saar soviéti­co, es decir plantear la necesidad de la toma del poder. Pero en ningún lado se fijó la fecha de esta conquista, mientras que la del referéndum está muy precisamente señalada en el Tratado de Versalles. Esto significa que el partido que lucha por un Saar soviético les debe a los obreros una respuesta al interrogante de cómo votar en 1935.

Colaborar en la práctica, a través del referéndum, con la Alemania hitlerista, significa, teóricamente hablando, poner el misticismo nacional por encima de los intereses de clase, y en el plano psicológico aplicar una política realmente canalla.

Naturalmente, sólo los traidores pueden exigir en este momento la anexión, pues eso significa sacrificar los intereses más concretos y vitales de los trabajadores alemanes del territorio del Saar, al abstracto factor nacional.



[1] Sobre la cuestión del Saar. The Militant, 4 de noviembre de 1933.

[2] El Saar, región occidental de Alemania y una de las más ricas cuencas carboníferas de Europa, formaba parte de Francia en el siglo XVIII; el Tratado de París de 1815 la repartió entre Prusia y Bavaria. Después de la Primera Guerra Mundial, el Tratado de Versalles le quitó el Saar a Alemania poniéndolo bajo la administración de la Liga de las Naciones y le otorgó a Francia el control de las minas de carbón. Se tomaron medidas para convocar, en 1935, al pueblo del Saar a un referéndum en base a tres alternativas: 1) la continuación de la autonomía estatal, 2) la anexión por Francia, 3) la devolución a Alemania En 1933 la conquista del poder por los nazis en Alemania introdujo, como es obvio, un nuevo elemento en este panorama. Los socialdemócratas alemanes, que hasta entonces estaban por la devolución del Saar a Alemania, cambiaron de posición en favor del apoyo a la autonomía. Aunque por razones deferentes, Trotsky y la Liga Comunista sostuvieron la misma posición. Esta breve nota de Trotsky es una réplica a las declaraciones que hicieron los stalinistas en el verano y el otoño de 1933, que al principio trataron de eludir la esencia de la cuestión con un despliegue de radicalismo verbal pero finalmente se decidieron en favor de la devolución a Alemania. Posteriormente, los stalinistas cambiaron de línea y se pronunciaron en favor de la autonomía, ea decir, contra la anexión por Francia y la devolución a Alemania. Pese a la oposición stalinista y socialdemócrata, el 13 de enero de 1935 la población del Saar votó por inmensa mayoría volver a Alemania.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?