Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Una conferencia del Bloque de los Cuatro[1]

 

 

30 de diciembre de 1933

 

 

 

A fines de diciembre se reunió una conferencia preparatoria de las cuatro organizaciones -Liga Comunista Internacional, Partido Socialista Obrero de Alemania, Partido Socialista Revolucionario de Holanda y Partido Socialista Independiente de Holan­da- que en agosto del año pasado firmaron una decla­ración en favor de la Cuarta Internacional.

Los representantes de la Liga Comunista Interna­cional (bolcheviques leninistas) presentaron la siguien­te propuesta, que fue aceptada en lo esencial:

"En la conferencia realizada en París, en agosto, se formó el Bloque de los Cuatro (tres organizaciones nacionales y una internacional) con el objetivo de preparar la unificación de la vanguardia proletaria de todo el mundo en una nueva internacional. La declaración de las cuatro organizaciones dice: ’Los abajo firmantes se comprometen a dirigir todos sus esfuerzos a la formación de esta nueva internacional en el lapso más breve posible, sobre la base firme de los principios teóricos y estratégicos sentados por Marx y Lenin’.

"En la misma declaración, las cuatro organizacio­nes declararon que iban a establecer una comisión permanente y a elaborar los documentos programáticos de la nueva internacional.

"Poco después de la Conferencia de París se hicie­ron intentos -ya que no nos limitamos a la declaración - de seguir la estrategia de unificar a las organi­zaciones correspondientes: el SAP y la sección alemana de la Liga Comunista Internacional, el OSP y el RSP en Holanda. En esta etapa no pudimos lograr el fin deseado. Ese hecho no constituye por sí mismo una razón para desalentarse. Si resultó imposible lograr inmediatamente la unificación, es necesario prepararla conscientemente a través de la discusión principista y de los acuerdos prácticos. Por supuesto, sería imper­donable, por no decir criminal, quedarse de brazos cruzados, hostilmente, porque no se pudo alcanzar la unificación total en este momento.

"El establecimiento de una comisión permanente resultó, hasta ahora, bastante irrealizable por las razones ya mencionadas; se concentró la atención, fundamentalmente, en la cuestión de la unificación total. Sin embargo, consideramos que ahora que la perspectiva de unificación total asumió carácter prác­tico no se puede seguir postergando la formación de la comisión permanente. En esta etapa de nuestro trabajo conjunto la comisión no puede reclamar todavía el rol de centro político dirigente, pero puede y debe garan­tizar el intercambio constante de información, artícu­los, etcétera, preparar conferencias como la presente, facilitar el trabajo práctico en común en todos los casos en que sea posible y, finalmente, controlar que la discusión se realice con métodos leales y fraternales.

"En lo que respecta a la elaboración de documentos programáticos, ya se ha hecho el trabajo preparatorio esencial. Además de la Declaración de los Cuatro, a la que consideramos un documento de la mayor importancia política, tenemos en este momento:

"a) Un proyecto dedicado a las razones económicas y sociales de la catástrofe del reformismo (presentado por un miembro del SAP).

"b) Un estudio sobre la evolución del capitalismo norteamericano (del organismo dirigente de la Liga Comunista de Norteamérica).

"c) ’La Cuarta Internacional y la URSS’ (de la sección rusa de los bolcheviques leninistas).

"d) ’La guerra y la Cuarta Internacional’ (estudio realizado por el Secretariado Internacional de la Liga Comunista Internacional).

"e) Una serie de trabajos dedicados a distintos problemas revolucionarios (’Fascismo y democracia’ de la sección italiana de la Liga Comunista Interna­cional, ’La situación en Bélgica’ de la sección belga de la Liga Comunista Internacional, etcétera).

"f) El proyecto del programa de unificación del OSP y el RSP. Aunque este documento no logró su objetivo práctico conserva toda su importancia, ya que señala el camino del futuro.

"Aunque la elaboración de los documentos progra­máticos de la futura internacional es más lenta de lo que sugerimos y deseábamos al principio, sigue adelante sin interrupción. De todos modos, podemos afirmar, con toda confianza, que la tarea programático-­táctica que estamos realizando es el principal trabajo preparatorio de la unificación internacional del proletariado. Todo lo que produjeron la Segunda y la Tercera Internacional en este período son documentos de autojustificación burocrática, carentes de todo valor teórico o revolucionario.

"Consideramos que hay que organizar mejor el futuro trabajo sobre los documentos programáticos. Es necesario comenzar a publicar un boletín de las cuatro organizaciones dedicado a la información y a la discusión. Este boletín debe preparar el terreno para una, futura publicación teórica.

’Le atribuimos gran importancia a la iniciativa demostrada por el OSP a través de su organización juvenil en cuanto a convocar una conferencia in­ternacional de la juventud los hechos demuestran que la juventud trabajadora de los distintos paí­ses simpatiza mucho más con la idea de la Cuarta Internacional que los partidos oficiales a los que esas juventudes adhieren. No hace falta aclarar que esta cir­cunstancia ya implica en sí misma una importante promesa de futuros éxitos. Uno de los objetivos más importantes del Bloque de los Cuatro, y en particular de esta conferencia, debe ser ayudar a nuestras organizaciones juveniles a convocar la mayor cantidad posible de reuniones internacionales amplias, que constituirán una etapa importante en el establecimiento de una nueva internacional juvenil.

"Estas son las tareas que nosotros, por nuestra parte, planteamos a esta conferencia.

 

"Representantes de la Liga Comunista Internacional (bolcheviques leninistas)".



[1] Una conferencia del Bloque de los Cuatro. Biulleten Opozitsi (Boletín de la Oposición). N° 38-39, febrero de 1934. Esta revista en idioma ruso fue fundada por Trotsky poco después de exiliarse en Turquía en 1929. En 1931 y 1932 se imprimió en Berlín pero los nazis la prohibieron cuando subieron al poder y en 1933 se empezó a publicar en París. Traducido [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Tom Scott. Aunque los represen­tantes del SAP en esta conferencia de 1933 no plantearon ninguna objeción a sus procedimientos o resoluciones, el SAP pronto se apartó totalmente de la comisión que se había formado para impulsar los pasos siguientes hacia la nueva internacional.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?