Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Monatte, abogado de los social-patriotas[1]

 

 

26 de enero de 1931

 

 

 

En el artículo dedicado a la fraternización de Mona­tte con los reformistas y los social-patriotas[2], dijimos que oculta a los obreros las más monstruosas traiciones de los social-patriotas, facilitando así esas traiciones. ¿Qué responde Monatte? El mismo Trotsky, afirma, está vinculado a Cachin, que desempeñó un papel ver­gonzoso durante la guerra[3], Monatte, modestamen­te, no dice que él, habiendo ingresado provisoriamente al PC, trabajó junto con Cachin. Pero eso no tiene nada que ver con lo que estamos tratando. Para Monatte, el hecho de que la Comintern admitiera en sus filas a Cachin y a otros ex social-patriotas es similar a su "fra­ternización" con Dumoulin, Zyromsky[4] y otros por el estilo. Es el argumento de un hombre que, hallán­dose en una situación desesperada, se ve obligado a emplear las mezquinas maniobras de un abogado atra­pado sin salida.

Nosotros no fuimos hacia Cachin; él vino a nosotros. Para ingresar a la Comintern, se vio obligado no sólo a repudiar abiertamente su pasado y el del Partido Socialista francés -sobre todo en el período de la guerra- sino también a romper organizativamente con los refor­mistas y social-patriotas. Tuvo que firmar las veintiún condiciones impuestas por nosotros. Que Monatte relea ese documento: cada uno de los veintiún parágrafos es un hierro candente aplicado sobre las heridas del refor­mismo y el patriotismo. Independientemente de las cualidades personales de Cachin -acá nos interesa el político, no el individuo- el paso de los ex social-patriotas al bando de la Revolución de Octubre y el bol­chevismo fue uno de los golpes más duros que sufrió el social-patriotismo. Nosotros jamás nos hicimos ilusio­nes. Dijimos que cada "recluta" sería probado en la lu­cha, y actuarían como jueces los obreros de vanguardia. La selección revolucionaria y la reeducación socialista construirían un partido auténticamente proletario en Francia. A pesar de los errores y crímenes de los epí­gonos, independientemente de las cualidades persona­les de tal o cual Cachin, nuestra previsión fue entera­mente acertada y sigue siendo válida.

¿Qué pasa con Monatte? Se separó del comunismo. Abandonó la concepción del partido revolucionario del proletariado, es decir, la revolución proletaria.

Después, se pasó al campo de los Dumoulin, Zy­romsky y otros, que ni siquiera piensan en romper con la socialdemocracia y el nacional-sindicalismo. Son el ala "izquierda" del campo enemigo, que defiende el estado burgués y la propiedad burguesa. Al romper con el comunismo, Monatte se asoció a esta ala "izquierda" del enemigo de clase.

Así están las cosas. ¡Ay del "revolucionario" que se ve obligado a ocultar sus posiciones con las mezquinas maniobras de un abogado!



[1] Monatte, abogado de los social-patriotas. Biulleten Opozitsi, Nº 19, marzo de 1931. Sin firma. Traducido [al inglés] para este volumen [de la edi­ción norteamericana] por Fred Buchman.

[2] La confraternización de Monatte con los reformistas, y los social-patriotas fue el tema del artículo de Trotsky Monatte cruza el Rubicón, 15 de diciembre de 1930, reproducido en Sobre los Sindicatos.

[3] MarceI Cachin (1869-1958): socialdemócrata que apoyó la Primera Guerra Mundial; se volvió comunista en 1920 y luego stalinista incondicional; cumpliendo este último papel apoyó nuevamente al gobierno capitalista francés en la Segunda Guerra Mundial.

[4] Georges Dumoulin (1887-1963): trató de eludir el tema de la guerra en 1914, luego pasó a formar parte del ala derecha de la burocracia obrera fran­cesa; colaboró con el gobierno de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial. Jean Zyromsky (n.1890): funcionario del Partido Socialista francés donde formó un ala izquierda; durante la década del 30 estuvo a favor de la unión del Partido Socialista y el Partido Comunista, al cual ingresó después de la Segun­da Guerra Mundial.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?