Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Observaciones sobre Checoslovaquia[1]

 

 

2 de junio de 1938

 

 

 

Pregunta: ¿Cuales deberían ser las tácticas de los bolcheviques leninistas en Checoslovaquia frente a la agresión de la Alemania fascista? ¿En qué difieren estas tácticas de las seguidas, por ejemplo, en España y China?

Trotsky: ¿Por qué la pregunta es formulada especialmente para Checoslovaquia? Podemos preguntar lo mismo para Francia o cualquier otro país. Pienso que Checoslovaquia es un país pequeño y en caso de guerra su existencia sería directamente amenazada. Pero la diferencia entre Checoslovaquia y Francia reside en el hecho de que Francia tiene colonias. Es un país imperialista. Checoslovaquia no tiene colonias. Pero esta diferencia es sólo aparente. Checoslovaquia es, en todos los aspectos, un país imperialista. Es una nación altamente desarrollada, con un poderoso capital financiero, que dirige una industria bien concentrada, la importantísima industria de guerra. Es por esto que Checoslovaquia es un país capitalista desarrollado, pero no es sólo eso.

En Checoslovaquia hay una población aproximada a los 15 millones de habitantes. No es un país grande. Para las condiciones europeas es un país mediano. De esta población de 15 millones sólo 6 millones son checos. Las estadísticas oficiales del estado registran a los checos y eslovacos en conjunto (son naciones diferentes). Esta estimación conjunta es hecha sólo para dar una falsa impresión. Los eslovacos, que ascienden a 3,5 millones se consideran un pueblo oprimido y luchan por su autonomía. Los alemanes sudetes son alrededor de 3,5 millones y los húngaros alcanzan al millón de habitantes; siete u ochocientos mil son rutenos (realmente parte de Rusia). Además hay un reducido número de judíos y polacos. Como puede verse, sólo hay 6 millones de checos y los 9 millones restantes son diferentes minorías nacionales que están oprimidas, severamente oprimidas, por los checos. En sentido nacional y económico los checos tienen diferentes privilegios y durante la última crisis la presión sobre las minorías llegó a ser terrible.

Es claro que si bien no tienen colonias externas, sí tienen colonias internas y la relación aritmética entre los checos y sus colonias internas es aproximadamente la misma que hay entre Francia y sus colonias, que es de seis a nueve. Ahora los stalinistas desean forzar a estos 15 millones a defender la democracia, pero ellos no hablan sobre el hecho de que la democracia checa es una de las más ruines de esta época, en que todas las democracias tienen status dudosos. Estas minorías nacionales bajo la opresión nacional de la democracia checa no deben seguir defendiendo la democracia como tampoco deben hacerlo los argelinos, marroquíes e hindúes en su relación frente a Inglaterra. Ahora bien, si cuestionamos a Checoslovaquia como una "democracia" para 6 millones de checos, entonces Para los 9 millones es una máquina de opresión.

Estas estadísticas generales son necesarias como introducción a las cuestiones políticas. Durante el primer período, con la creación de Checoslovaquia después de la guerra, las clases burguesas de las naciones menores miraron con esperanza hacia el nuevo estado checoslovaco. Ellas se volvieron patriotas. Húngaros, alemanes, rutenos y eslovacos, todos se convirtieron en patriotas por las siguientes razones: primero, era más rentable estar en el campo de los vencedores (además la situación en Alemania era muy mala desde el punto de vista de la burguesía). En este sentido, tenemos la paradoja de que la minoría alemana buscaba ayuda no de Alemania sino de Praga. Segundo, la situación en Alemania era muy inestable. Además en Hungría tuvimos una república soviética en 1919 y no era claro si la contrarrevolución era estable.

Por esta razón los burgueses alemanes se convirtieron en patriotas checos. La clase burguesa a este respecto es más flexible al subordinar sus simpatías y antipatías nacionales a sus intereses económicos. No pasó lo mismo con los trabajadores. En Checoslovaquia, era posible unir a los obreros de las diferentes nacionalidades sólo delimitando a los trabajadores como clase, sobre la base de sus intereses de clase, es decir, sobre la base de una política revolucionaria, la cual significaba una oposición irreconciliable frente al estado. Era la única forma de tener un proletariado unido en Checoslovaquia. Pero debido a los prejuicios nacionalistas pequeñoburgueses, a las falsas políticas determinadas por estos prejuicios y a los intereses de las capas superiores de los trabajadores, el partido proletario fue dividido en sectores nacionales. Tuvimos la socialdemocracia checa, la socialdemocracia alemana, sindicatos alemanes y sindicatos checos. Y estos sindicatos fueron divididos por los checos en correspondencia con los diferentes partidos políticos, pero este es un segundo elemento de todo el panorama.

La situación ha cambiando desde la conquista del poder por Hitler. Alemania se ha convertido en un estado sólido y fuerte con una población de 68 millones de habitantes aproximadamente y la burguesía alemana de Checoslovaquia, oprimida hasta cierto punto, comenzó a cifrar sus esperanzas y patriotismo no en Praga sino en Berlín. Las razones para esto son muy claras. Si hay un gran campo para el desarrollo capitalista, éste es Alemania (la misma lengua, sin opresión nacional y una existencia segura). Es un estado poderoso. Pero lo que es más importante es que este viraje del capital alemán hacia Alemania, atrajo no sólo a la pequeña burguesía alemana sino a los trabajadores alemanes y a los socialdemócratas alemanes, ¿por qué? Porque los trabajadores alemanes no podían esperar nada en Checoslovaquia. Ellos ven que la burguesía dominante está apoyada por los sindicatos checos, los cuales son democráticos (patrióticos), y los trabajadores alemanes, que son doblemente oprimidos, como clase y como nacionalidad, no pueden convertirse en patriotas checos.

Además, en Checoslovaquia ya no hay un partido revolucionario porque los stalinistas son también patriotas. Ellos le dicen a los 9 millones: "ustedes deben apoyar al gobierno checo". Pueden engañar a los trabajadores checos pero no es tan fácil con los trabajadores alemanes. Por medio de ésta política democrática y patriótica, como los socialdemócratas de la Segunda Internacional, han transformado a la población alemana en carne de cañón para el fascismo y leemos en los últimos informes que Henlein ha tenido un gran éxito en las elecciones.[2] Ya domina completamente a los alemanes. Este es un ejemplo clásico del hecho de que la política del Frente Popular trae el fascismo. No sólo los obreros sudetes sino las clases más bajas de las ciudades hubieran triunfado contra el estado, pero el Frente Popular de democracia y patriotismo divide a los trabajadores de acuerdo a líneas nacionales y los transforma en carne de cañón. Esta es la situación en Checoslovaquia.

Ahora bien, ¿cuál debe ser la política del partido proletario tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra? Naturalmente, una oposición irreconciliable al estado y la burguesía, impulsar la consigna de que el enemigo principal está en nuestro propio país (la clase dominante). Alguien podría decir que esta política ayuda a Hitler. Lo mismo puede decirse de Francia o de cualquier otro país. Pero además Checoslovaquia es ahora prisionera de Hitler. En el mapa, desde el Anschluss, Alemania forma una tenaza sobre Checoslovaquia. Esta no tiene acceso a sus aliados occidentales y es un país que debe importar alimentos, trigo, etcétera. Es un país que desde el punto de vista militar está condenado a la catástrofe. Checoslovaquia sólo puede ser salvado por medio de la revolución en Europa, incluyendo a Checoslovaquia y Alemania. Si aceptamos teóricamente la posición derrotista de la clase obrera, ésta puede servir a los propósitos militares de Hitler. A primera vista puede sumarse a su favor. Pero este es un problema del mapa militar y la cuestión no es sólo dónde se ubicarán las líneas militares sino también el destino de los pueblos y naciones.

Checoslovaquia puede ser salvada del fascismo solamente por la revolución y la revolución sólo puede ser provocada en Alemania por medio de una actitud revolucionaria de los obreros de otros países, porque la fuerza de Hitler consiste en que "nosotros fuimos derrotados", "nosotros no tenemos colonias", "nosotros somos el país oprimido", "en todos los otros países los trabajadores apoyan a la burguesía". En Checoslovaquia el Frente Popular proporcionó a Henlein su ejército. El Frente Popular en Francia y Checoslovaquia es el mejor servicio que puede ser prestado a Hitler. Si tuviéramos un partido revolucionario, éste minaría tanto la ideología de los fascistas que podría tener efecto en los trabajadores. De otro lado, una política revolucionaria es de naturaleza contagiosa. Imaginémonos que en Checoslovaquia tenemos una política revolucionaria y que ésta conduce a la conquista del poder. Sería cientos de veces más peligroso para Hitler que el apoyo patriótico de Checoslovaquia. Es por esto que resulta absolutamente obligatorio que nuestros camaradas sigan una política derrotista.

China no es un país imperialista sino un país atrasado que Japón está transformando en país colonial. (Olvidé agregar que Checoslovaquia es un socio de la corporación mundial de los países imperialistas. Si no tiene colonias, obtiene préstamos de Inglaterra. Estos préstamos son posibles gracias a las colonias inglesas; e igualmente con el apoyo militar de Francia. Es un eslabón en la cadena imperialista.) China es un país aislado y para los imperialistas el problema consiste dividir a China.

No hay analogía entre China y España. En España hay una Guerra Civil entre dos grupos de la burguesía. A causa de que los trabajadores no tienen una política independiente, vemos la victoria del fascismo. Es una Guerra Civil en un país capitalista, una situación de diferente tipo. Al respecto es importante anotar que al interior de un estado puede darse una lucha entre dos sectores de la clase dominante sobre la mejor forma de gobierno. Pero ya sea de forma fascista o democrática, ellos explotan al pueblo. En este sentido es una lucha entre fascismo y democracia. Pero cuando dos países entran en guerra, con sus implicaciones internacionales, nunca podrá haber una guerra entre democracia y fascismo. La guerra es siempre por las colonias, etcétera. Es por esto que resulta absolutamente estúpido decir que Checoslovaquia entraría en guerra para salvar la democracia. Si Checoslovaquia triunfa lo probable es que la camarilla militar domine las minorías oprimidas, las cuales se volverían más rebeldes durante la guerra y sólo puede triunfar como aparato militar absolutista.

Para Checoslovaquia lo importante no es su salvación económica, política y militar. ¿Cuál deberá ser la consigna? Los estados unidos socialistas de Europa. Para Checoslovaquia este es un asunto candente. Los estados unidos socialistas de Europa sólo pueden ser organizados por medio de una política independiente de la clase obrera y tal política no puede apoyar a la burguesía.

Pregunta: ¿Cuál debería ser la política de los bolcheviques leninistas cuando el gobierno envíe tropas a la región alemana? ¿Lucharía un partido revolucionario contra esto?

Trotsky: Es un problema de posibilidades prácticas: Si podemos, y tenemos la fuerza necesaria para ello, naturalmente lucharemos contra el envío de tropas a la región alemana.



[1] Observaciones sobre Checoslovaquia. Internal Bulletin, SWP N° 3, 1938. Cuando esta copia sin corregir apareció por primera vez impresa, Trotsky, por razones de seguridad, fue designado con el seudónimo de "Crux ". En el momento había una inquietud general en Checoslovaquia, particularmente en Sudetenland en la cual la mayoría hablaba alemán y que tres meses después pasaría a dominio alemán.

[2] Konrad Henlein (1898-1945): jefe del ala derecha del Sudetendeutsche Partei, el cual pedía la anexión a Alemania. Se suicidó después de la guerra.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?