Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Por una reunión pública de la comisión Dewey[1]

 

 

6 de octubre de 1937

 

 

 

Estimada camarada Pearl:

 

Gracias por su carta del 1º de octubre, que me trae informes muy importantes. Me apresuro a comuni­carle mi impresión acerca de la reunión a celebrarse próximamente. Creo que la reunión no debe ser una asamblea política general, sino un mitin donde la comi­sión presente un informe público. Es incomparablemente más importante desde el punto de vista político, que se haga esto último. La comisión plenaria no sesionó en público. Este hecho es sumamente desven­tajoso. Nadie sabe cuándo aprobó su veredicto la comi­sión ni por qué lo hizo en sesión cerrada. Este problema se presentará, una y otra vez, en el curso de la activi­dad futura. Sólo existe una posibilidad de superar esta dificultad: darle a la comisión la oportunidad de rendir cuentas de su actividad y defender su veredicto pú­blicamente. Los miembros de la comisión, empezando naturalmente por el señor Dewey, deberían hablar en la reunión. También deberían hacerlo el señor Finerty y el camarada Goldman. El mitin debería ser el último acto público de la comisión como tal.

Considero que sería un error realizar un mitin político público, en lugar de una reunión oficial de la comi­sión, aunque algunos miembros de la comisión parti­ciparan en el mismo. En esta cuestión debe primar el criterio puramente formal y jurídico. En caso contrario, se perjudicarán nuestros intereses políticos. En este mitin no debe haber un buen discurso de Cannon, Shachtman, u otro camarada, sino un informe oficial detallado, que explique los pasos esenciales de la inves­tigación, enumere los documentos, cartas, declaracio­nes juradas, etcétera, con el fin de aplastar a los fal­sarios del Herald-Tribune y compañía. Solo los miem­bros de la comisión, su asesor jurídico y mi abogado pueden hacerlo con la necesaria autoridad. Y sólo este acto de cierre puede proporcionar las bases necesarias para la agitación política.

Estoy seguro de que cualquier otro método que los camaradas puedan proponerle a la comisión sería incomparablemente menos eficaz desde el punto de vista del propio partido. Coincidiría con la realización de un mitin puramente político si la comisión hubiera sesionado en público. Pero, dadas las circunstancias, debemos darle a la opinión pública general, [que] desconoce por completo los sucesos, la posibilidad de conocer “serenamente” la última etapa del trabajo de la comisión.

No puedo darle consejos a la comisión, pero apelo con estas consideraciones a nuestros camaradas con el fin de evitar un gravísimo error. Por favor, póngase en contacto inmediatamente con los camaradas responsa­bles del mitin.

Envío copias de esta carta simultáneamente a los camaradas Goldman, Cannon y Rosmer (espero que Rosmer tenga la oportunidad de hablar en el mitin, que considero que tiene gran importancia para Francia, sobre todo)

 

Con mis mejores saludos,

 

León Trotsky



[1] Por una reunión pública de la Comisión Dewey. Del archivo de James P. Cannon. Con autorización de la Library of Social History. Carta a Pearl Kluger, secretaria del CNDLT. Kluger se separo del SWP antes de la Segunda Guerra Mundial.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?